Global position

Period:
MM.DD.YY - MM.DD.YY
Latest NAV:
07/17/2019
 

Description

Quality Inversión Decidida is a global asset allocation fund. The fund will diversify its assets in portfolio in three main engines of profitability: international fixed-income, international equities and currencies. The investment in Equities will range between 50% and 90% of the portfolio's capital, based upon the expectations of the management team. Fixed-income investments will be high quality with a 15% limit with a lower rating. The fund will invest a minimum of 50% of its assets through other Spanish or foreign CIIs within or outside the BBVA Group, investing up to 20% of the assets in emerging markets and without predetermination regarding the rating and capitalization of these assets).
THIS FUND CAN INVEST 50% IN LOW CREDIT QUALITY FIXED-INCOME ISSUES, THESE HAVE A HIGH CREDIT RISK.
For further information, please consult the Fund Prospectus.

Investment Horizon

Recommended for positions of more than 3 years.

  On 07/22/2016, the investment vocation of the fund was modified so only the evolution of the net asset value and returns are shows from this date, according to article 60.3 of Royal Decree 217/2008 of 15 February.

Fund evolution

Period:
MM.DD.YY - MM.DD.YY
Latest NAV:
07/17/2019
Period Performance:
 
 

Details to 07/17/2019

Accumulated returns1 monthYear to date1 year
Fund2.36%9.69%1.21%
Annualized performance1 year3 years5 years10 years15 years20 years
Fund1.21%----------
Returns over the last 5 years20182017201620152014
Fund-6.54%9.64%------

Statistical data 07/16/2019

1 year3 years
Fund Volatility7.80%--
Fund Sharpe Ratio0.24 --
Information Ratio-0.74 --
Tracking Error5.33%--
Correlation0.78 --
Alpha-0.01%--
Beta0.74 --
Maximum daily fund drawdown-2.22%--
Fund negative months4--
Minumum daily returns date10/11/2018--
Minimum daily returns-2.22%--
Maximum daily returns date10/31/2018--
Maximum daily returns1.48%--


  On 07/22/2016, the investment vocation of the fund was modified so only the evolution of the net asset value and returns are shows from this date, according to article 60.3 of Royal Decree 217/2008 of 15 February.

Data

Fund launch date
09/10/2007
Launch date
09/10/2007
Base Fund Currency
EURO
Type
Accumulation
Minimum investment
EUR30.00
Minimum to maintain
EUR30.00
Applicable net asset value
D
Cut-off time
15:00 h
Settlement date
D+1
ISIN Code
ES0157663008
CIF Code
V85238608
Record code
3908
Address
SPAIN
Domiciled in
SPAIN
Legal structure
Investment Fund
Management company
BBVA ASSET MANAGEMENT, S.A., S.G.I.I.C.
Custody
BBVA S.A.
Auditor
Ernst & Young, S.L.
Assets under management ()
€1,080,089,293.06
Former name
QUALITY CARTERA DECIDIDA BP, FI
NAV frequency
Daily

Fees

 Base%Period/Term
Management feeAssets under management1.65
Deposit feeAssets under management0.1
Subscription feeAmount subscribed0
Redemption feeAmount redeemed0

Other key data

Applicable net asset value: from the application date.

Publication site of net asset value: the Market Bulletin of the Madrid Stock Exchange.

Processing of subscription and redemption orders: orders placed by participants after 3:00 pm or on a non-business day will be processed along with those made the next business day. For these purposes, business day is defined as Monday to Friday, except for official holidays in all of Spain. The 3:00 pm deadline is the time on the mainland.

Any days on which there is no market for the assets representing more than 5% of the assets will not be considered business days. Marketers may establish different deadlines or earlier than generally established by the fund management company, where the marketer must notify participants of this time.



31.03.2019

El año se ha iniciado con una pérdida de pulso de la economía mundial, con desaceleración tanto de los países desarrollados como de los emergentes, presiones inflacionistas contenidas y un cambio en el sesgo de los principales bancos centrales, que no contemplan subidas de tipos este año. Las dificultades de China, el sector de autos y el comercio internacional en general siguen pesando en la industria europea, aunque el sector servicios se ha recuperado, lo que debería favorecer una estabilización de la actividad. En todo caso, el 1T termina con fuerte subida de la bolsa, estrechamiento de los diferenciales de crédito, especialmente en el segmento especulativo, y buen comportamiento también de la deuda emergente.
El índice mundial en dólares subía un 11,6%, mientras que la volatilidad ha ido retrocediendo durante el trimestre (salvo repuntes puntuales) y finaliza el trimestre en niveles de 13,7. Asia ha liderado las alzas en los países emergentes (gracias al buen comportamiento de China apoyado por el anuncio de inclusión de las acciones chinas A en el MSCI Emergentes y el programa de estímulo económico). La temporada de resultados ha tenido un comportamiento mixto con sorpresas positivas en beneficios por parte del 73% de las compañías en EE.UU. y 50% en Europa, y menores en ventas (60% y 67% respectivamente). Sectorialmente, el tono positivo de los mercados para el conjunto del trimestre ha favorecido el mejor comportamiento relativo de algunos sectores cíclicos, como tecnología, energía e industriales.
La Fed rebajaba sus expectativas de crecimiento e inflación general y revisaba sus proyecciones de tipos, no contemplando subida alguna en 2019 y anunciaba una reducción en Mayo del ritmo de normalización de su balance, que se estabilizaría a partir de Octubre. Las primas de riesgo de la deuda soberana de la periferia europea lograban finalizar el 1T19 con estrechamientos (pese a ser el primer trimestre sin compras netas por parte del BCE), siendo estos especialmente abultados en el caso de Grecia y Portugal. En el mercado de crédito hemos asistido a una marcada tendencia de estrechamiento de los diferenciales durante la mayor parte del periodo, y, pese al repunte experimentado en las últimas semanas del trimestre, acompañando la subida de la volatilidad de las bolsas, la deuda corporativa ha finalizado el periodo en terreno positivo, siendo notable el buen comportamiento del segmento especulativo, especialmente en el caso americano (apoyado por la subida del crudo).
En cuanto a nuestra cartera, durante el trimestre, hemos ido modificando nuestra exposición a renta variable de manera activa, empezando el período con menor peso en el activo de riesgo y aumentándola de manera gradual, moviéndonos en un rango de 56-68%. De manera táctica, mantenemos una visión neutral de la bolsa a nivel global, favoreciendo el mercado estadunidense frente al europeo y emergentes, aunque en este último continuamos con una visión positiva para el largo plazo.
Respecto a renta fija, mantenemos el sesgo a deuda emergente en divisa local y abrimos posiciones tácticas en deuda emergente en dólares, continuamos con el posicionamiento en High Yield. Buen comportamiento de las posiciones cortas de duración tras la caída de tipos en estos meses. En divisas, destacamos la mayor exposición a Dólar y Dólar Canadiense de manera táctica.
En cuanto a las inversiones en IICs, las 5 mayores inversiones se encuentran en los fondos LYXOR UCITS ETF S&P 500, Betaminer I, Vanguard ETF S&P500, ISHARES CORE S&P 500 y GS Emerging Markets CORE Equity.
Respecto a los próximos meses, seguimos manteniendo una posición neutral en el activo de riesgo, ya que los datos macroeconómicos a nivel mundial siguen sin mostrar una tendencia favorable clara, la incertidumbre en la guerra comercial entre USA y China sigue latente y el Brexit continúa sin un rumbo claro, todo ello continúa apoyando inestabilidad política y económica. Estratégicamente, mantenemos el sesgo positivo a renta variable emergente, niveles cortos de duración y posiciones controladas en bonos de alto rendimiento.

El patrimonio del fondo ha aumentado un 7,30% en el periodo y el número de partícipes ha aumentado un 0,47%. El impacto de los gastos soportados por el fondo ha sido de un 0,57% los cuales se pueden desagregar de la siguiente manera: 0,43% de gastos directos y 0,14% de gastos indirectos como consecuencia de inversión en otras IICs. El índice de rotación de la cartera ha sido del 0,24%. Por otro lado, la rentabilidad del fondo en el periodo ha sido del 7,24%, superior a la de la media de la gestora situada en el 3,41%. Los fondos de la misma categoría gestionados por BBVA AM tuvieron una rentabilidad media ponderada del 2,98% y la rentabilidad del índice de referencia ha sido de un 10,03%. Por último, la volatilidad del fondo ha sido del 5,64% , inferior a la del índice de referencia que ha sido de un 7,27%.

31.12.2018

Las cifras de crecimiento global esperado para 2018 y 2019 se han revisado a la baja en la segunda mitad del año, de la mano tanto de los países desarrollados como de los emergentes, rompiendo la tendencia de los primeros meses de 2018.

El repunte de los tipos de la deuda, el empeoramiento de los indicadores macro y el deterioro de las relaciones comerciales internacionales han afectado negativamente a las bolsas, con lo que, tras mantenerse dentro de un rango relativamente estrecho desde febrero a septiembre, el índice mundial en dólares ha roto a la baja dicho rango, protagonizando un fuerte retroceso y finalizando el año en terreno claramente negativo (-9.8% en el 2S). Con todo ello, la volatilidad alcanzaba en diciembre niveles cercanos a los máximos anuales de febrero, finalizando el año cerca de la zona de máximos (+9.3pp en el 2S). Aunque las bolsas desarrolladas eran las que tenían mejor comportamiento en el segundo y tercer trimestre, en el 4T éstas han sufrido un brusco descenso, con lo que se ha reducido en buena parte el peor comportamiento de emergentes en el cómputo anual. En el 2S es reseñable el mejor comportamiento de los sectores de corte más defensivo (utilities, farmacéuticas y telecomunicaciones), mientras que por el lado negativo destacan energía, materiales, industriales, financieras y tecnología.

Aunque no ha habido sorpresas en la política monetaria de los principales bancos centrales en los últimos meses del año, las expectativas han cambiado en línea con el progresivo deterioro de los mercados financieros y de las perspectivas económicas. En renta fija, los activos ganadores en el 2S han sido los bonos a 10 años de Alemania y EE.UU. a pesar de la depreciación de este último para el conjunto del año. En EE.UU. destaca el aplanamiento de la curva (incluso inversión en el tramo más corto). En crédito, este entorno deja repuntes de diferenciales, especialmente en los segmentos especulativos, al igual que en las primas de riesgo periféricas en la última mitad de año.

El dólar ha demostrado su valía en 2018 con una apreciación generalizada, especialmente en el 2S y frente a las divisas de países más vulnerables (Turquía, Argentina). Mal semestre para las materias primas (Brent -32,4% en el 2S), excepto el oro que actúa como activo refugio.

En cuanto a nuestra cartera, hemos ido modificando nuestra exposición a renta variable de manera activa, empezando el período con mayor peso en el activo de riesgo y acabándolo con menor exposición, moviéndonos en un rango de 3-18%. Por lo general, hemos mantenido una visión negativa en el desempeño de la bolsa americana y europea tácticamente, con ligera preferencia por la bolsa estadunidense. A pesar de que somos positivos respecto al desempeño a largo plazo de la renta variable emergente, hemos estado prácticamente todo el semestre con la posición neutralizada de manera táctica, aunque finalizamos el período con exposición positiva a dicho activo.
Respecto a renta fija, mantenemos el sesgo a deuda emergente en divisa local. Tácticamente, aumentamos la duración tanto en EEUU como Europa y continuamos con el posicionamiento en High Yield. En divisas, destacamos la mayor exposición a Dólar y Yen, si bien esta última se cerró a finales de septiembre.
En cuanto a las inversiones en IICs, en el semestre han detraído rentabilidad al fondo. Las 5 mayores inversiones se encuentran en los fondos DWS Floating Rate Notes, BGF Euro Short Duration Bond, Amundi 3M, Betaminer I y en el ETF Vanguard S&P 500.

Respecto a los próximos meses, nos encontramos cautos ante el deterioro de los datos macroeconómicos y la inestabilidad provocada por la guerra comercial, que siguen afectando negativamente al desempeño de las bolsas a nivel global, será clave una gestión dinámica del activo de riesgo. Estratégicamente, mantenemos el sesgo positivo a renta variable emergente, niveles cortos de duración y posiciones controladas en bonos de alto rendimiento.

30.09.2018

Asimetría entre regiones con EE.UU. liderando la actividad económica

Las perspectivas del crecimiento del PIB global se mantienen estables para 2018 en el 3,8% y caen ligeramente para 2019 hasta el 3,6%. En las economías desarrolladas las expectativas no cambian, mientras que en los países emergentes se observa un continuado deterioro, agravado por países específicos que se enfrentan a tensiones económicas o financieras (Argentina, Turquía, Brasil…). El sesgo de las políticas monetarias globales es restrictivo.

En EE.UU., el crecimiento del 2T se sitúa en el 4,2% anualizado, el ritmo más alto desde 2014. Tanto el consumo como la inversión empresarial se ven impulsados por las rebajas fiscales. De cara al 3T, las perspectivas son favorables con los índices de confianza en máximos. A pesar del crecimiento salarial, la inflación subyacente se sitúa en agosto en el 2,2% (2,7% la general). La Fed continúa con las subidas de tipos hasta el rango 2%-2,25%. En la eurozona, a pesar del fin de los factores temporales del 1T, en el 2T el crecimiento no se recupera (0,4% trimestral, 1,6% anualizado) con expectativas de un crecimiento similar en el 3T. Por países, destaca el freno en la periferia y la estabilidad alemana. El BCE confirma la reducción de las compras a €15mm mensuales hasta fin de año. La inflación en la eurozona se ve impulsada por las alzas en el precio del crudo hasta el 2,1% (0,9% la subyacente). El PIB chino sigue creciendo a buen ritmo (6,7% interanual en el 2T), sin verse afectado todavía por las tensiones comerciales.

Turbulencias en los mercados emergentes más vulnerables

Las bolsas globales cierran el trimestre en positivo aunque con las subidas muy concentradas en algunos mercados, particularmente en EE.UU. y Japón, con las volatilidades en general contenidas (VIX en 12,1). Los mercados emergentes, a pesar de cierta estabilización en los últimos compases del trimestre, sufren caídas, lastrados por las fuertes tensiones en aquellos países con más desequilibrios macroeconómicos cuyas divisas se han visto penalizadas (Turquía, Argentina, Sudáfrica). De este modo, el dólar sube en términos agregados, aunque se mantiene relativamente estable frente al euro (EURUSD -0,5% hasta 1,16). En renta fija la tendencia generalizada es la de caída en el precio de los bonos de gobiernos con la rentabilidad del bono a 10 años de EE.UU. superando el 3%. La pendiente de la curva norteamericana se aplana, mientras que la alemana aumenta. Los bonos periféricos aumentan su volatilidad, especialmente en Italia ante las expectativas sobre el presupuesto del gobierno. Los diferenciales de crédito estrechan tanto en Europa como en EE.UU., especialmente en el segmento especulativo. El petróleo se aprecia ante las tensiones de oferta (+5,5% a 83,0$/b).

Actividad en el fondo

En cuanto a nuestra cartera, durante el trimestre hemos mantenido una visión positiva sobre la renta variable, con un rango de exposición que hemos mantenido entre el 37 y el 45%. De manera general, hemos mostrado una visión más positiva en el desempeño de la bolsa americana respecto a la europea. En todo caso, hemos gestionado la exposición a EE.UU. y Europa, tanto con ventas tácticas como, en el caso de EE.UU., con coberturas mediante opciones.

En cuanto a la renta variable emergente, aunque nuestra visión en positiva a medio plazo hemos tendido a neutralizar tácticamente la exposición al activo, ante los elevados riesgos externos e idiosincráticos en distintas áreas emergentes.

En renta fija, desde mediados de agosto hasta finales de septiembre mantuvimos una duración en Europa y EE.UU. por encima de la del índice de referencia. Por otro lado, mantuvimos una exposición a renta fija de alto rendimiento y a deuda emergente local de entorno al 3 y al 1.6% respectivamente. En divisas destaca la exposición a dólar estadounidense y yen, si bien esta última se cerró a finales de septiembre.

El patrimonio del fondo ha aumentado un 8,43% en el periodo y el número de partícipes ha aumentado un 5,51%. El impacto de los gastos soportados por el fondo ha sido de un 0,52% los cuales se pueden desagregar de la siguiente manera: 0,08% de gastos directos y 0,44% de gastos indirectos como consecuencia de inversión en otras IICs. El índice de rotación de la cartera ha sido de 0,17%. Por otro lado, la rentabilidad del fondo en el periodo ha sido del 1,69%, superior a la de la media de la gestora, situada en el -0,04%. Los fondos de la misma categoría gestionados por BBVA AM tuvieron una rentabilidad media ponderada del -0,36% y la rentabilidad del índice de referencia ha sido de un 3,06%. Por último, la volatilidad del fondo ha sido del 4,67%, inferior a la del índice de referencia del fondo que ha sido de un 5,08%.

30.06.2018

La economía global se muestra saludable en la primera mitad de 2018. El crecimiento esperado para este año se ha revisado ligeramente al alza tanto en países desarrollados como emergentes. Sin embargo, destaca el impulso de EE.UU., que compensa las peores perspectivas del resto de geografías.
El repunte de tipos en EE.UU., la fortaleza del dólar y el aumento de las tensiones por la política comercial y exterior de Trump han impactado negativamente sobre los activos de riesgo en los últimos meses, con lo que las bolsas han logrado recuperar tan solo una parte de la caída experimentada en febrero. Por otro lado, una serie de factores idiosincráticos han jugado en contra de los activos emergentes y la periferia europea en el periodo. En el 1S destaca el mejor comportamiento de algunos sectores cíclicos (tecnología y consumo discrecional), en detrimento de sectores defensivos y proxies de bonos (telecomunicaciones, consumo estable, utilities).

Aunque el mercado descuenta una senda de tipos en EE.UU. menos alcista que la proyectada por la Fed, el diferente sesgo mostrado por los principales bancos centrales ha tenido su reflejo en las rentabilidades de la deuda soberana a corto plazo de EE.UU. y Alemania, con un aumento de los diferenciales a favor de la primera hasta máximos históricos. La deuda periférica europea, que se había mantenido bastante soportada hasta abril, sufría en mayo el impacto de la crisis política en Italia. Aunque otros mercados periféricos sufrían el contagio, en todo caso contenido, de la crisis italiana, el 1S cierra con pocas variaciones en las primas de riesgo.
El entorno de aversión al riesgo de los últimos meses también se ha dejado notar en el mercado de crédito, especialmente en el europeo, que a partir del próximo año dejará de contar con el apoyo de las compras del BCE.

En cuanto a nuestra cartera, durante el semestre, hemos mantenido una visión positiva en renta variable, modificando la exposición al activo de riesgo de manera activa entre 18-25%. De manera general, hemos mostrado una visión más positiva en el desempeño de la bolsa americana respecto a la europea. En cuanto a la renta variable emergente, hemos ido modificando nuestra posición a lo largo del periodo para acabar infraponderados de manera táctica. Sectorialmente, implementamos estrategias de carácter relativo (ya cerradas) frente al índice, situándonos largos de energía (Europa y USA) y cortos de industriales (Europa). En lo que respecta a renta fija, continuamos con duraciones bajas y mantenemos el sesgo a deuda emergente en divisa local, con posiciones tácticas en High Yield y linkers. Movemos el peso en crédito estadounidense a gobiernos de la misma región y cerramos posiciones en deuda emergente Hard Currency. En divisas, se cerraron las posiciones largas que teníamos en libra, corona noruega y sueca, abrimos posición larga en el yen a mediados de Febrero y acabamos el semestre largos de dólar. Las coberturas que manteníamos en renta variable así como las opciones sobre el VIX, las cerramos prácticamente en su totalidad tras la corrección sufrida en el mercado en el mes de febrero. Tras alcanzar nuevamente niveles idóneos para realizar coberturas, procedimos a implementarlas nuevamente.

El patrimonio del fondo ha aumentado un 14,95% en el periodo y el número de partícipes ha aumentado un 15,04%. El impacto de los gastos soportados por el fondo ha sido de un 1,04% los cuales se pueden desagregar de la siguiente manera: 0,87% de gastos directos y 0,17% de gastos indirectos como consecuencia de inversión en otras IICs. Por otro lado, la rentabilidad del fondo en el periodo ha sido del 0,29%, superior a la de la media de la gestora, situada en el -0,45%. Los fondos de la misma categoría gestionados por BBVA AM tuvieron una rentabilidad media ponderada del -0,54% y la rentabilidad del índice de referencia ha sido de un 0,80%. Por último, la volatilidad del fondo ha sido del 10,74%, superior a la del índice de referencia del fondo que ha sido de un 8,79%.A 30 de junio el fondo ha realizado operaciones de recompra, según criterio CNMV, entre un día y una semana en las que BBVA ha actuado como contraparte por un importe de 83207856,93 euros, lo que supone un 8,85% sobre el patrimonio del fondo. No obstante, estas operaciones han sido ejecutadas en mercado como una simultánea. El activo utilizado como garantía real es una Letra del Tesoro español de vencimiento de menos de un año con un rendimiento de -3214,40 euros. Esta garantía está denominada en euros. El custodio de esta garantía es BBVA y se encuentra mantenida en cuenta separada.

Respecto a los próximos meses, continuamos con una visión positiva en renta variable, con sesgo positivo en emergentes de manera estratégica. Sin embargo, empezamos a ver deterioro en los datos macroeconómicos, que podrían comenzar a dar signos de debilidad en las bolsas a nivel global. Continuaremos con una gestión dinámica en el activo de riesgo, siguiendo las presentes tensiones comerciales e inestabilidad política en la periferia europea. En renta fija, nos mantendremos cautos, en cuanto a duración y posiciones en bonos de alto rendimiento. A lo largo del periodo se han realizado operaciones de derivados con la finalidad de cobertura cuyo grado de cobertura ha sido de 0.98. También se han realizado operaciones de derivados con la finalidad de inversión cuyo grado de apalancamiento medio ha sido de 69.64

Investments Top Ten

InvestmentsWeight Portfolio
ETF: LYXOR UCITS ETF S&P 500 D-USD9.23%
BETAMINER I7.2%
ETF: VANG S&P500 USDD6.82%
ETF: ISHARES CORE S&P 5005.47%
SM EMRG MKT CORE EQ I CLAUSD4.9%
BBVA CREDITO EUROPE4.69%
SCHRODER IN EMER MKT-X24.18%
ETF: X S&P500 SWAP3.75%
ETF: AMUNDI S&P 500 UCITS ETF3.75%
BINDEX USA INDEXES, FI3.65%