General Overview

Period:
MM.DD.YY - MM.DD.YY
Latest NAV:
10/13/2019
 

Description

Exchange-traded equity fund with a goal of reproducing the evolution of stock market index, the EURO STOXX 50. The fund portfolio will therefore be invested in EURO STOXX 50 shares, in index derivative instruments and even in other CII investments that use this index as a benchmark.

For further information, please consult the fund prospectus and information of Interest.

More info

Fund evolution

Period:
MM.DD.YY - MM.DD.YY
Latest NAV:
10/13/2019
Period Performance:
 
 

Data as at 10/10/2019

Accumulated performance1 monthYear to date1 year
Fund-0.06%16.02%6.88%
Index-0.14%--6.95%
Annualized performance1 year3 years5 years10 years15 years20 years
Fund6.88%4.66%3.15%1.94%----
Index6.95%4.80%3.15%1.94%----
Calendar Year20182017201620152014
Fund-14.25%5.87%1.05%3.84%1.28%
Index6.49%6.49%0.70%3.85%1.20%

Statistical data 09/10/2019

1 year3 years
Fund Volatility14.35%12.41%
Index Volatility14.48%12.51%
Fund Sharpe Ratio0.55 0.68 
Index Sharpe Ratio0.32 0.42 
Information Ratio5.75 6.09 
Tracking Error0.57%0.53%
Correlation1.00 1.00 
Alpha0.01%0.01%
Beta0.99 0.99 
Maximum daily fund drawdown-3.32%-3.32%
Maximum daily drawdown of the index-3.26%-3.26%
Fund negative months717
Index negative months719
Minumum daily returns date06/12/201806/12/2018
Minimum daily returns-3.32%-3.32%
Maximum daily returns date01/04/201904/24/2017
Maximum daily returns2.94%3.99%


Data

Fund launch date
10/03/2006
Launch date
10/03/2006
Base Fund Currency
EURO
Type
Distribution
Minimum investment
1.00 SHARE
Minimum to maintain
1.00 SHARE
Applicable net asset value
D
Cut-off time
17:00
Settlement date
D+3
ISIN Code
ES0105321030
CIF Code
V84841055
Record code
3596
Registered in
SPAIN
Domiciled in
SPAIN
Legal structure
Investment Fund
Fund manager
BBVA ASSET MANAGEMENT, S.A., S.G.I.I.C.
Custody
BBVA S.A.
Auditor
KPMG AUDITORES, S.L.
Assets under management ()
€107,202,425.06
Benchmark index
DJ EUROSTOXX 50
Former name
ACCIÓN EUROSTOXX 50 ETF, FI COTIZADO
NAV frequency
Daily

Fees

 Base%Period/Term
Management feeAssets under management0.15
Deposit feeAssets under management0.05

Other key data

Payment dividends: On 08/13/2019, a gross amount of €0.815850/share is paid to fund participants who purchased them before 08/07/2019 (at least two business days before the cut-off date, as per the Market calendar) and hold them until that date. The cut-off date is the end of the trading day on the second Friday in February, i.e. 08/09/2019.

Allocation share: The Management Company distribute to the participants that it are to the closing of the session of the second Friday of the months of February and August (or if these were unsuited according to calendar of Markets, the prior to the same that resulted skillful), for every share:

The equivalent amount to the positive difference expressed in euros, (this difference rounded to the eighth decimal), between the net asset value of the share in the fund and the value of EUROSTOXX 50 index at the close of the session of the aforesaid days divided by one hundred, provided that the resulting figure is equal to or more than 0.01 euros.

Applicable net asset value: from the application date.

Publication site of net asset value: the Market Bulletin of the Madrid Stock Exchange.

Processing of subscription and redemption orders: Shareholders' orders placed after 5:00 pm or on a non-business day will be processed along with those placed on the next business day. For these purposes, business day is defined as Monday to Friday, except for official holidays in all of Spain. The deadline of 5:00 pm refers to the time on the mainland.

Any days on which there is no market for the assets representing more than 5% of the assets will not be considered business days. The trading companies be able to set hours of cut different than the established one for the Management Company, owing be informed the participant.



31.12.2018

Tras marcar nuevos máximos históricos a finales de enero, el repunte de los tipos de la deuda, el empeoramiento de los indicadores macro y el deterioro de las relaciones comerciales internacionales han afectado negativamente a las bolsas, con lo que, tras mantenerse dentro de un rango relativamente estrecho desde febrero a septiembre, el índice mundial en dólares ha roto a la baja dicho rango, protagonizando un fuerte retroceso y finalizando el año en terreno claramente negativo (-9,8% en el 2S y -11,2% en 2018). Con todo ello, la volatilidad alcanzaba en diciembre niveles cercanos a los máximos anuales de febrero, finalizando el año cerca de la zona de máximos, en 25,4 (+9,3pp en el 2S y +14,4pp en el año).

Aunque las bolsas desarrolladas eran las que tenían mejor comportamiento en el segundo y tercer trimestre, en el 4T éstas han sufrido un brusco descenso, con lo que se ha reducido en buena parte el peor comportamiento de emergentes en el cómputo anual. Entre las bolsas desarrolladas, tanto en el 2S (Stoxx600 -11,1%, Nikkei225 -10,3%, S&P500 -7,8%) como en el cómputo anual (Stoxx600 -13,2%, Nikkei225 -12,1%, S&P500 -6,2%), destaca el mal comportamiento de Europa (especialmente Alemania y la periferia, más afectada la primera por los temores sobre la guerra comercial al ser una economía más exportadora y España e Italia por factores idiosincráticos), seguida de Japón, y con EE.UU. a la cabeza. En emergentes Latam consigue finalizar el 2S en terreno positivo y es la mejor región en el cómputo anual, mientras que Asia finaliza el año a la cola, destacando el mal comportamiento de la bolsa china, y el buen comportamiento de Brasil y la India (que logran finalizar el año en terreno positivo).

En los últimos meses las estimaciones de crecimiento de beneficios a 12 meses han empezado a revisarse a la baja tanto en EE.UU. como en Europa. El crecimiento esperado se sitúa actualmente en 24% en EE.UU. y 5,4% en Europa para 2018, mientras que para los próximos años lo hacen en un 8,5% y 10,7% para 2019 y 10,3% y 8,7% de cara a 2020, respectivamente.

En la segunda parte del año es reseñable el mejor comportamiento de los sectores de corte más defensivo, como utilities, farmacéuticas y telecomunicaciones, además del sector inmobiliario, mientras que por el lado negativo destacan energía, materiales, industriales, financieras, consumo discrecional y tecnología. En el cómputo anual el comportamiento es similar, destacando por el lado positivo utilities, farmacéuticas, consumo discrecional (salvo autos europeos), inmobiliarias y tecnología, y por el negativo energía, materiales, industriales, financieras y compañías americanas de telecomunicaciones.

El fondo ha mantenido una cartera que ha replicado fielmente la evolución de su índice de referencia, procediéndose al ajuste en la exposición en los momentos en que se reciben dividendos procedentes de la cartera. Se han recibido dividendos de Enel, Santander, ING, CRH, Eni, BBVA, Engie, Inditex, Vinci, Anheuser-Busch, Louis Vuitton, Orange, Telefónica. Adicionalmente se han aprovechado las oportunidades puntuales que han surgido de diversos eventos corporativos sobre determinadas acciones (scrips de Iberdrola, Unilever, Total y Santander) para generar una rentabilidad adicional. La composición del índice ha sido modificada en varias ocasiones, especialmente en los ajustes trimestrales del 21 de septiembre y del 21 diciembre por lo que la cartera se ha ido ajustando a dicha composición.
En cualquier caso cabe destacar que la gestión de este fondo tiene como objetivo replicar fielmente el comportamiento del índice de referencia.

PERFORMANCE
En cuanto a perspectivas: en 2018 las dinámicas de las Bolsas han continuado su deterioro y seguimos observando señales de debilidad en el comportamiento de otros activos de riesgo que apuntan a un escenario bursátil problemático para los próximos meses en términos de rentabilidad/riesgo. Nuestro escenario macro apunta hacia una desaceleración moderada.

30.09.2018

El menor riesgo de guerra comercial y datos macro apoyando las expectativas de crecimiento e inflación permitían el movimiento al alza de las bolsas durante el mes de julio; sin embargo, el aumento del riesgo geopolítico y la vulnerabilidad de algunos países emergentes (Turquía, Argentina), y el endurecimiento de la política comercial de EE.UU. (especialmente con China), han conllevado una toma de beneficios, especialmente en Europa y emergentes en agosto, y un comportamiento mixto en septiembre. Con todo ello, el índice mundial en dólares finaliza el periodo con un avance del 3,8%, destacando el buen comportamiento de los mercados desarrollados, y más concretamente de EE.UU., con el S&P500 y el Nasdaq marcando nuevos máximos en el trimestre y finalizando cerca de los mismos, en un entorno de baja volatilidad (VIX 12,1%, media trimestral del 12,9%). En los mercados desarrollados, destaca la fortaleza de Japón y EE.UU. y la debilidad de Europa (Nikkei +8,1%, S&P500 +7,2%, Stoxx600 +0,9%). En Europa, que se ha visto afectada por su exposición a Turquía y Latam y por el riesgo comercial, destaca el buen comportamiento de los países nórdicos y Francia (menor sesgo exportador que Alemania y periferia), mientras que Reino Unido (afectado por noticias negativas en torno al Brexit) y la periferia (impactada por la situación en Turquía, Latam e Italia) ha presentado un comportamiento negativo (Ibex35 -2,4%). Por su parte, los mercados emergentes se han visto presionados por la fortaleza del dólar, las tensiones comerciales y algunos factores idiosincráticos, pese a lo cual algunas plazas han conseguido finalizar en terreno positivo el trimestre. Mejor comportamiento de Latam y Europa Emergente, mientras que Asia (China como epicentro de las tensiones comerciales) quedaba más rezagada.

La temporada de resultados del 2T ha sido muy positiva en EE.UU., con un 72% de las compañías sorprendiendo al alza en ventas, y un 84% en beneficios (este último por encima de la media histórica del 64%, y del 74% del 1T18), aunque el ratio de preanuncios negativos vs positivos ha repuntado en las últimas semanas desde los niveles mínimos cercanos a 1 de principios de año a 2. En Europa, sin embargo, tan solo el 60% de las compañías baten expectativas de ventas, y un 52% beneficios, afectadas por la apreciación previa del euro. En el trimestre han subido las estimaciones de crecimiento de beneficios a 12 meses vista en ambas geografías. En la actualidad, el crecimiento esperado en EE.UU. y Europa se sitúa en 23,1% y 7,7% para 2018, 10,3% y 9,2% para 2019 y 10,3% y 8,1% de cara a 2020, respectivamente.

Entre los mejores sectores en el trimestre destacan farmacéuticas, tecnología (pese a la toma de beneficios del último mes) e industriales, así como telecomunicaciones y consumo discrecional en EE.UU., y seguros y energía en Europa. Por el lado negativo encontramos a proxies de bonos como utilities e inmobiliarias, materiales (que ha sido uno de los sectores más afectados por las turbulencias comerciales) y el sector bancario (especialmente en Europa, afectado por su exposición a Turquía y Latam así como por el riesgo en Italia).

Durante el periodo el fondo ha mantenido una cartera que ha replicado fielmente la evolución de su índice de referencia, procediéndose al ajuste en la exposición en los momentos en que se reciben dividendos procedentes de la cartera. Se han recibido dividendos de Enel, Santander, ING, CRH y ENI. Adicionalmente se han aprovechado las oportunidades puntuales que han surgido de diversos eventos corporativos sobre determinadas acciones (scrips de Iberdrola, Unilever y Total) para generar una rentabilidad adicional. La composición del índice ha sido modificada en varias ocasiones, especialmente en el ajuste trimestral del 21 de septiembre por lo que la cartera se ha ido ajustando a dicha composición.
En cualquier caso cabe destacar que la gestión de este fondo tiene como objetivo replicar fielmente el comportamiento del índice de referencia.

El patrimonio del fondo ha disminuido un 2,10% en el periodo y el número de partícipes ha aumentado un 0,98%. El impacto de los gastos soportados por el fondo ha sido de un 0,05%. El índice de rotación de la cartera ha sido de 0,09%.
Por otro lado, la rentabilidad del fondo ha sido del 0,35%, superior a la de la media de la gestora, situada en el -0,04%. Los fondos de la misma categoría gestionados por BBVA AM tuvieron una rentabilidad media ponderada del -0,28%. La rentabilidad del índice de referencia ha sido de un 0,11% y la desviación del fondo con respecto a su índice de referencia ha sido de un 0,24. Por último, la volatilidad del fondo ha sido del 10,47%, inferior a la de la del índice de referencia del fondo que ha sido de un 10,64%.


El 25 de mayo entró en vigor el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos (RGPD).
Teniendo en cuenta que el citado Reglamento modifica algunos aspectos del régimen normativo actual y contiene nuevas obligaciones para los responsables del tratamiento de datos de carácter personal, le informamos que desde el 24 de abril, tiene a su disposición la política de protección de datos en el apartado de aviso legal de www.bbvaassetmanagement.com

31.12.2017

El entorno de crecimiento económico global positivo y sincronizado, unido a unos beneficios por encima de las expectativas durante el 3T, ha apoyado el comportamiento positivo de las bolsas durante el 2S. Con todo ello, la volatilidad alcanzaba nuevos mínimos anuales durante el 4T, finalizando el año en niveles cercanos a los mínimos históricos. El movimiento al alza ha venido liderado por las bolsas emergentes, tanto en la segunda mitad del año como en el cómputo anual (en moneda local y en dólares). El índice mundial en dólares se anotaba una subida del 10,3% en el 2S (+4,7% en euros), acumulando una revalorización del 21,6% en 2017 (+6,7% en euros). Durante el 2S las estimaciones de crecimiento de beneficios para 2017 se han revisado al alza en EE.UU. y a la baja en Europa, situándose en la actualidad en 10,8% y 12,2% para 2017, 11,5% y 9,1% para 2018 y 10,3% y 8,8% de cara a 2019, respectivamente. Es reseñable la buena temporada de resultados de EE.UU., en especial en el 3T, con las ventas creciendo al mejor ritmo de los últimos 10 años.

La debilidad del dólar, la aprobación final de la reforma fiscal en EE.UU. y una temporada de resultados que superaba las expectativas del consenso han favorecido la continuación del movimiento al alza de la bolsa americana, permitiendo al S&P500 y otros índices bursátiles del país alcanzar nuevos máximos históricos. EE.UU. y Japón finalizan el 2S a la cabeza de las bolsas desarrolladas, mientras que Europa, y en particular las grandes compañías, queda más rezagada (Nikkei +13,6%, S&P500 +10,3%, Eurostoxx50 +1,8%). En el cómputo anual se repite un patrón similar, con la bolsa americana al frente seguida de cerca por Japón y Europa a la cola (S&P500 +19,4%, Nikkei +19,1%, Eurostoxx50 +6,5%). En Europa, Reino Unido queda por delante de Alemania y Francia en el 2S, mientras que los mercados periféricos presentan un comportamiento mixto: España (Ibex -3,8%) y Grecia quedan a la cola de las bolsas en la zona, mientras que Italia continuaba subiendo por encima de la media europea. Con todo ello, en el año destaca el buen comportamiento de Alemania e Italia, mientras que la bolsa inglesa y la española (Ibex +7,4%) quedan más rezagadas. En emergentes todas las zonas presentan un comportamiento similar en moneda local en el 2S, aunque en dólares Asia y Europa Emergente logran quedar en cabeza. Para el cómputo anual Asia finaliza el año claramente a la cabeza, seguida de Latam y con Europa Emergente a la cola (tanto en moneda local como en dólares).

En el 2S es reseñable el avance experimentado por los sectores tecnológico y financiero en EE.UU., y por energía y consumo discrecional en Europa, mientras que por el lado negativo destacan utilities, las farmacéuticas, telecomunicaciones y consumo estable en ambas geografías. En el cómputo anual cabe destacar el buen comportamiento en general del sector tecnológico (apoyado por unos resultados por encima de las expectativas), el financiero y consumo discrecional, y las caídas en los sectores de telecomunicaciones y energía (pese a que el crudo ha finalizado el año en positivo).

Durante el periodo el fondo ha mantenido una cartera que ha replicado fielmente la evolución de su índice de referencia, procediéndose al ajuste en la exposición en los momentos en que se reciben dividendos procedentes de la cartera. Adicionalmente se han aprovechado las oportunidades puntuales que han surgido de diversos eventos corporativos sobre determinadas acciones (scrips de Santander, Unilever, TOTAL) para generar una rentabilidad adicional. La composición del índice ha sido modificada en varias ocasiones, por lo que la cartera se ha ido ajustando a dicha composición.
En cualquier caso cabe destacar que la gestión de este fondo tiene como objetivo replicar fielmente el comportamiento del índice de referencia.

En el semestre, el patrimonio del fondo ha disminuido un 6,01% en el periodo y el número de partícipes ha aumentado un 31,28%. El impacto de los gastos soportados por el fondo ha sido de un 0,10% los cuales se pueden desagregar de la siguiente manera: 0,10% de gastos directos y 0,00% de gastos indirectos como consecuencia de inversión en otras IICs. El índice de rotación de la cartera ha sido de 0,09%
Por otro lado, la rentabilidad del fondo ha sido del 2,33%, superior a la de la media de la gestora, situada en el 1,42%. Los fondos de la misma categoría gestionados por BBVA AM tuvieron una rentabilidad media ponderada del 0,21%. La rentabilidad del índice de referencia ha sido de un 1,80% y la desviación del fondo con respecto a su índice de referencia ha sido de un 0,21. Por último, la volatilidad del fondo ha sido del 9,35%, inferior a la de la del índice de referencia del fondo que ha sido de un 9,45%.

En 2018 esperamos un crecimiento sólido y parecido al de 2017, por encima del potencial, fundamentado en una elevada confianza de las familias y las empresas, unas dinámicas moderadas de precios que permiten el aumento de la renta en términos reales y unas condiciones financieras favorables. Desde un punto de vista estructural, los países emergentes, y especialmente Asia, gozan de mayor potencial de crecimiento que los desarrollados.

La Eurozona crecerá en torno al 2%. La demanda interna será el driver fundamental del crecimiento por la mejora del empleo, mientras que la inflación seguirá alejada del objetivo del 2%.

Respecto a la renta variable, a pesar de que las bolsas no están baratas, mientras se mantenga nuestro escenario pensamos que las valoraciones aguantarán durante más tiempo en estos niveles. El crecimiento del beneficio por acción de las empresas de los mercados desarrollados rondará el 10% en 2018 y 2019; los motivos son: 1) expansión económica moderada, 2) tipos subiendo pero de forma progresiva, 3) confianza empresarial y de las familias elevada, 4) dólar en rango frente a muchas divisas y 5) petróleo estable sin riesgo de desplome.

31.03.2017

Las expectativas de crecimiento siguen mejorando en los países desarrollados. Los datos del primer trimestre de 2017 apuntan a un crecimiento de Estados Unidos algo por debajo del 2% anualizado. En este entorno, la Reserva Federal vuelve a subir tipos (25 puntos básicos hasta 0,75%-1%) aunque se muestra cauta. En la zona euro el crecimiento esperado para el primer trimestre del 2017 es del 1,6% anualizado con el Banco Central Europeo en modo expansión, mientras que en China el crecimiento sigue soportado, lo que permite al banco central centrarse en el control del crédito aunque sin subir tipos de referencia. En Latinoamérica, México sufre el impacto de la alta inflación aunque la apreciación del peso libera algo de presión. Trimestre de baja volatilidad en las bolsas y rentabilidades positivas, especialmente para los emergentes (7,5%). Estados Unidos consigue retornos moderados (5,5%) mientras que Europa tiene mejor comportamiento (6,4%), especialmente la periferia. Caída del precio del petróleo, -4,9% en el primer trimestre hasta 52,7 $/barril (Brent). Los bonos soberanos europeos (10Y +12 puntos básicos a 0,33%) se comportan peor que en Estados Unidos (-6 puntos básicos a 2,39%), observando un empinamiento de la curva alemana y aplanamiento de la estadounidense. La deuda periférica aumenta diferenciales respecto a la alemana (excepto Grecia). La deuda corporativa sigue estando relativamente sostenida, especialmente en Estados Unidos. En divisas, depreciación generalizada del dólar (1,07 contra euro), especialmente contra peso mexicano.

Durante el periodo el fondo ha mantenido una cartera que ha replicado fielmente la evolución de su índice de referencia, procediéndose al ajuste en la exposición en los momentos en que se reciben dividendos procedentes de la cartera. Adicionalmente se han aprovechado las oportunidades puntuales que han surgido de diversos eventos corporativos sobre determinadas acciones (IBERDROLA, TOTAL...) para generar una rentabilidad adicional. La composición del índice ha sido modificada en varias ocasiones, por lo que la cartera se ha ido ajustando a dicha composición. Adicionalmente se ha repartido el dividendo correspondiente de febrero (0.362263€ unitario bruto)

En cualquier caso cabe destacar que la gestión de este fondo tiene como objetivo replicar fielmente el comportamiento del índice de referencia.

El patrimonio del fondo ha aumentado un 5,61% en el periodo y el número de partícipes ha aumentado un 0,40%. El impacto de los gastos soportados por el fondo ha sido de un 0,05% los cuales se pueden desagregar de la siguiente manera: 0,05% de gastos directos y 0,00% de gastos indirectos como consecuencia de inversión en otras IICs.

Por otro lado, la rentabilidad del fondo ha sido del 6,78%, superior a la de la media de la gestora, situada en el 1,19%. Los fondos de la misma categoría gestionados por BBVA AM tuvieron una rentabilidad media ponderada del 6,39%. La rentabilidad del índice de referencia ha sido de un 6,39% y la desviación del fondo con respecto a su índice de referencia ha sido de un 0,35. Por último, la volatilidad del fondo ha sido del 9,55%, inferior a la de la del índice de referencia del fondo que ha sido de un 9,66%.
A lo largo del periodo se han realizado operaciones de derivados con la finalidad de cobertura cuyo grado de cobertura ha sido de 0.99. También se han realizado operaciones de derivados con la finalidad de inversión cuyo grado de apalancamiento medio ha sido de 1.94

Investments Top Ten

InvestmentsWeight Portfolio
SAP SE5.05%
TOTAL S.A.5.05%
LVMH MOET HENNESSY LOUIS VUI3.86%
LINDE PLC3.76%
ALLIANZ3.47%
SANOFI3.31%
SIEMENS AG-REG3.24%
ASML HOLDING NV3.01%
UNILEVER NV-CVA3%
AIRBUS SE2.75%