Advice to the investor

BBVA Asset Management, a global leader in asset management

El inversor, o sea Ud., debe ser protagonista responsable de la gestión de su ahorro. Ud. debe informarse tanto sobre la empresa en la que va a confiar, como sobre los valores o productos de inversión en los que va a colocar su ahorro. Puede y debe asesorarse, pero recuerde que la decisión final es suya, y que Ud. debe estar convencido de que lo que ha elegido es la alternativa que mejor se ajusta a sus deseos o propósitos.

A continuación le exponemos unas recomendaciones que Ud. puede seguir a la hora de elegir una empresa de servicios de inversión con la que operar, y a la hora de elegir el destino de su ahorro.

Recomendaciones respecto a las empresas de servicios de inversión

  • Compruebe que la empresa a la que entrega su dinero está habilitada para prestar servicios de inversión.
  • Conozca exactamente las actividades que está autorizada a realizar la entidad a la que confía su dinero.
  • Infórmese previamente sobre los servicios de inversión que le ofrece la entidad y conozca el coste de los mismos. Pida las tarifas máximas aplicables, que deben coincidir con las declaradas por la entidad a la CNMV.
  • Formalice las relaciones con la entidad en un documento contractual, del que debe exigir que le entreguen una copia firmada que Ud. debe conservar. Exija la utilización de contratos-tipo en los casos que sea obligatorio, y mire que éstos coincidan con los comunicados a la CNMV y que son los que están a disposición del público.
  • Exija que le remitan todos aquellos documentos acreditativos sobre la posesión de valores y del efectivo depositado, y guárdelos ordenadamente una vez recibidos. No olvide que son la expresión de las inversiones que Ud. ha realizado y que Ud. debe ser el primer interesado en tener en su poder las pruebas documentales de lo que posee.
  • Asegúrese de que la empresa le va a remitir información periódica por escrito sobre el estado de sus inversiones, de los valores y del efectivo depositado.
  • No permita que los extractos que le remita la entidad sobre sus inversiones sean genéricos; Ud. debe poder saber con exactitud los valores o productos financieros que posee, conocer con detalle las comisiones, gastos y retenciones aplicadas, y debe poder comprobar las ganancias o pérdidas que ha tenido.
  • Exija que la empresa de servicios de inversión se comporte de acuerdo con los principios generales de las normas de conducta en los mercados de valores y con las recogidas en su reglamento interno de conducta. Si tiene dudas al respecto, hágalo saber, en primer lugar, a la propia entidad.

Pautas de actuación para la seguridad de sus inversiones y de su dinero

  • Desconfíe de las promesas de rentabilidad que se encuentren claramente por encima del mercado o aquellas cuyo rendimiento se base en tratamientos fiscales favorables.
  • No tome las decisiones de inversión por rumores o confidencias; examine cuidadosamente y asesórese sobre los consejos y juicios de valor que le transmitan terceras personas.
  • No acepte cerrar un acuerdo sin las debidas garantías y de forma precipitada; no se deje influenciar por la apariencia de explicaciones técnicas de los comerciales de las entidades.
  • Posponga la decisión de invertir a través de internet, por teléfono o en una visita inesperada hasta que tenga toda la información por escrito y se haya asegurado de que la entidad que le ofrece servicios de inversión está autorizada y registrada.
  • Infórmese de todas las características de los productos antes de efectuar una inversión; asegúrese de conocer sus riesgos, que suelen ser mayores cuando las expectativas de ganancias son elevadas y rápidas. Recuerde que ganancias pasadas no garantizan beneficios futuros.
  • Diversifique el riesgo de su inversión entre varios productos.
  • Sepa en todo momento el destino exacto de sus inversiones: acciones, bonos y obligaciones, participaciones de fondos de inversión, productos derivados, etc. Exija información a la empresa al respecto.
  • Pida toda la documentación acreditativa sobre la posesión de los valores y el efectivo depositado, así como de los justificantes de todas las operaciones que realice.
  • Evite firmar contratos de gestión de carteras que sean absolutamente discrecionales y que dejen carta libre a la empresa.