Por qué debes cubrirte ante determinados riesgos mientras ahorras para otros objetivos

Actualidad | 31.01.2019

volver

Es esencial priorizar objetivos de ahorro e inversión. Antes de abordar ciertas metas, es fundamental cubrir el riesgo de que acaezcan contingencias que pueden ponernos en apuros.

La importancia de cubrir determinados riesgos mientras ahorras para otros objetivos_700


Ahorrar es sin duda un hábito más que saludable que nos permite alcanzar metas de muy diverso tipo y, en general, nos permite aspirar a una cierta libertad financiera con la que ir más tranquilos por la vida.

El problema del ahorro, en el caso de muchas personas, es que generalmente lo llevan a cabo sin orden alguno. Ahorrar no es simplemente acumular dinero para el futuro, sino que para efectivamente lograr ciertos objetivos es fundamental establecer un plan de acción y ceñirse a él de la manera más rigurosa posible. Entre otras cosas, porque nos encontraremos con que en muchos momentos de la vida concurren diversos objetivos de ahorro y tendremos que atenderlos de manera simultánea o, en su caso, saber priorizarlos de manera adecuada. Por ejemplo, el ahorro para la jubilación debe extenderse, idealmente, durante toda la vida activa. Cada vez es más necesario tomarse muy en serio la planificación es esta etapa de la vida, lo que pasa por ahorrar con antelación y constancia. De este modo, en paralelo al ahorro para la jubilación tendremos que encarar otros importantes objetivos, como ahorrar para una vivienda o para la futura educación de nuestros hijos. 


Dos objetivos fundamentales a cubrir mientras ahorras para otros planes

Existen dos tareas esenciales que no debes dejar de lado mientras llevas a cabo tus planes de ahorro:

1. Crear un colchón de ahorro para emergencias

Esto es, en realidad, lo que debe hacer en primer lugar cualquier persona que esté inmersa en un sistema de ingresos y gastos. Es decir, cualquier trabajador por joven que sea. Los imprevistos llegan, más tarde o más temprano, y es fundamental contar con un margen de maniobra para hacerles frente. Un trabajador que depende de su coche para desarrollar su actividad no puede verse en la situación de no poder hacer frente a una reparación mecánica. Tampoco es una solución recurrir a ahorro destinado a otros fines, pues puede alejarnos de cumplir esas otras metas. Contar con un ahorro extraordinario debe ser una prioridad. ¿Cuánto? Aquí entra la subjetividad de cada uno. Debe reunirse una cuantía con la que cada cual se sienta tranquilo.

2. Cubrir contingencias que puedan crear apuros financieros a nosotros o a nuestra familia

Desgraciadamente, existen contingencias más graves que pueden comprometer seriamente nuestra estabilidad financiera o la de nuestra familia. Nos referimos, principalmente, a las de fallecimiento o incapacidad laboral. Estas contingencias se encuentran protegidas en España por la Seguridad Social, derivando en prestaciones de viudedad o incapacidad permanente (siempre que se acrediten unos requisitos, relacionados con el alta en la Seguridad Social o con periodos mínimos de cotización) pero cuya protección puede resultar insuficiente para abordar los cuidados de una persona incapacitada o las necesidades de una familia que ha perdido al principal generador de ingresos. 

Por tanto, es necesario, en paralelo al ahorro para otros importantes objetivos y antes de plantearse invertir para otros objetivos menos prioritarios, tener cubiertas estas contingencias para contar con apoyo financiero en estas situaciones.


La potencial vulnerabilidad al incurrir en situaciones de viudedad o incapacidad

La cobertura de estas contingencias por parte de la Seguridad Social es limitada. Por ejemplo, la pensión de viudedad asciende por norma general al 52% de la base reguladora del causante. La cuantía media actual es de 680 euros mensuales. En cuanto a las pensiones de incapacidad, la cuantía depende del grado reconocido, oscilando entre el 55% y el 100% de la base reguladora. La pensión media de incapacidad permanente es de 953 euros, una cuantía que a todas luces puede resultar insuficiente teniendo en cuenta el incremento de gastos que puede generar una situación así (gastos de asistencia sanitaria, de adaptación del hogar, etc), y que pueden ser especialmente difíciles de encarar en el caso de personas que viven solas, dado que los requisitos de atención médica pueden extenderse las 24 horas del día.

Un colectivo especialmente vulnerable es el de los deportistas que, adscritos también a la Seguridad Social, quedan protegidos ante riesgo de incapacidad, por accidente de trabajo en el caso de que se produzca realizando su actividad. Sin embargo, la reducción en su nivel de vida acaecida una contingencia como esta puede ser enorme, pese a que en estos casos la base reguladora se calcula a partir de salarios reales y no de bases de cotización.


¿Qué podemos hacer?

Los riesgos son asegurables. ¿Cómo? Pagando una prima que por un seguro que responda ante el acaecimiento de la contingencia. Es decir, se puede “comprar” tranquilidad. 

  • Podemos cubrir con seguros las situaciones de incapacidad laboral temporal, que nos ofrecerá una prestación, también temporal, que sustituya al salario o complemente la prestación de la Seguridad Social.
  • Podemos cubrir una situación de incapacidad permanente, que nos ofrezca unas rentas o una indemnización a tanto alzado con las que hacer frente a las nuevas necesidades financieras derivadas de esta situación. Muchas personas sí tienen cubierto el riesgo de fallecimiento a través de un seguro de vida. Es recomendable añadir a la cobertura de fallecimiento la de incapacidad.
  • Si ya tienes seguros que cubran estas situaciones, es recomendable que, periódicamente, revises los capitales que tienes contratados, de forma que la cobertura no se quede obsoleta y tengas la tranquilidad de estar adecuadamente protegido en caso de acaecer una de estas situaciones no deseadas.

No es posible anticipar los imprevistos de la vida. Pero solo una mentalidad previsora y el ejercicio del ahorro de forma constante nos aseguran poder hacer frente con tranquilidad a esos imponderables y poder abordar con éxito las distintas metas. En BBVA queremos acompañarte en la consecución de tus metas. Por eso, te ofrecemos soluciones de ahorro para todas tus necesidades.



     ¿Tienes dudas con fondos de inversión o planes de pensiones?

               Contáctanos para fondos de inversión
               Contáctanos para planes de pensiones

volver