Finanzas conductuales: exceso de confianza

Finanzas conductuales | 20.02.2019

volver

Tendemos a sobrevalorar nuestras capacidades para realizar una tarea determinada. Un sesgo conductual también presente en los inversores y que les puede llevar a tomar decisiones ineficientes.

Finanzas conductuales: exceso de confianza_700


Aunque se puede fijar su origen en la pasada década de los 70, el área de las finanzas conductuales es relativamente reciente, y es a partir de mediados de la década de los 90 cuando gana mayor protagonismo.

Las finanzas conductuales tratan de profundizar en el hecho de que, pese a que con frecuencia los inversores cuentan con información suficiente, su comportamiento se aleja del comportamiento que se le atribuiría a un inversor racional. La respuesta a esto, de manera resumida, es que existen sesgos de comportamiento en los inversores que les llevan a tomar decisiones irracionales, hasta tal punto que con frecuencia pesa más la psicología que las matemáticas a la hora de tomar decisiones correctas.

El área de las finanzas conductuales, o behavioral finance, como se le conoce en inglés, identifica más de una decena de sesgos que explican estos comportamientos irracionales del inversor. Uno de ellos, sobre el que vamos a tratar, es el que se conoce como exceso de confianza (overconfidence, en inglés).


Sesgos cognitivos: el exceso de confianza

El exceso de confianza, de manera genérica, refleja la tendencia a sobreestimar o exagerar la capacidad de una persona para realizar con éxito una tarea determinada. Este rasgo es común en muchos ámbitos, profesiones y tareas, entre ellas la de la inversión. Es fácil ilustrar este sesgo pensando en las veces en las que hemos participado en alguna competición con la convicción de que lo tenemos todo para ganar, con independencia del número de competidores que haya habido, de su preparación, y del hecho de que en la mayoría de las competiciones solo hay un ganador.

En el ámbito de los mercados financieros, el exceso de confianza es especialmente peligroso en entornos alcistas, donde se incrementa la tendencia de los inversores a pensar que tienen mejor capacidad que otros de hacer “stock picking” y de detectar el momentum de mercado. 

Los errores más comunes que provoca están relacionados con la infravaloración de los riesgos, no diversificar y realizar demasiadas operaciones, cuando diversos estudios han demostrado que los inversores que realizan demasiadas operaciones tienden a obtener retornos significativamente inferiores a los de mercado.

Para evitar el exceso de confianza es importante tener presente que incluso los profesionales de los mercados financieros, con acceso a información de mercados de primera mano, que trabajan con frecuencia con modelos informatizados de inversión, y que tienen una visión más realista de sus habilidades y capacidades, se enfrentan a retos diarios para batir al mercado.

No existe una técnica de inversión infalible. Asesoramiento especializado y, sobre todo, una buena diversificación, son clave para eludir riesgos y tratar de alcanzar los objetivos de inversión. Algo que ofrece la inversión en fondos frente a la inversión directa. 

Descubre las posibilidades que te ofrece la amplia gama de fondos BBVA.


     ¿Tienes dudas con fondos de inversión o planes de pensiones?

               Contáctanos para fondos de inversión
               Contáctanos para planes de pensiones

volver