¿Cobrar una parte de tu nómina en bienes o servicios? Así es la retribución flexible

Actualidad | 10.04.2019

volver

El trabajador puede incrementar su salario neto por la vía de percibir parte de su retribución en especie. Analizamos las ventajas para empresas y trabajadores de la retribución flexible

¿Cobrar una parte de tu nómina en bienes o servicios? Así es la retribución flexible_700


Vales de comida, cheques guardería, seguro médico, tickets de transporte o programas de formación. Nuevas formas de retribución, más allá de la habitual retribución monetaria por la que cada vez optan más empresas y más trabajadores. 

Esta forma de retribución, conocida como retribución flexible, se encuentra exenta en el IRPF (hasta ciertos límites) y permite reducir el tramo de tributación. Ésta es la principal ventaja para los trabajadores, que pueden ver cómo su sueldo neto se ve incrementado hasta aproximadamente un 8% mediante el cobro de una parte de su nómina en forma de bienes y/o servicios a un precio generalmente más favorable al de mercado.

El funcionamiento es muy sencillo: la empresa ofrece a sus trabajadores una serie de bienes y servicios, que los trabajadores pueden elegir libremente como parte de su retribución. El coste de dichos bienes y servicios se incluye en nómina y se descuenta de los ingresos. Todo, con un límite, dado que el cobro en especie no puede exceder el 30% del salario bruto. Por tanto, un trabajador con una nómina de 40.000 euros anuales solo podrá destinar a retribución flexible hasta 12.000 euros al año.

Al descontarse estos ingresos de la nómina, la base imponible de IRPF del trabajador será menor. En muchos casos, servirá además para reducir el tramo del impuesto en el que se tributa, lo que permite, por tanto, reducir aún más la factura fiscal. 

Además, la retribución flexible es computable para determinar la base de cotización a la Seguridad Social del trabajador, por lo que no habría penalización a la hora de generar prestaciones, como pensiones de incapacidad o de jubilación.


Beneficios para la empresa de la retribución flexible  

Para la empresa, la retribución flexible permite ofrecer a sus empleados un beneficio, en forma de mejor paquete retributivo, que a ella no le supone coste salarial adicional. Se trata más de una cuestión de competitividad y de hacer a la empresa más atractiva tanto interna como externamente, dado además que muchos trabajadores perciben estas ventajas como un valor diferencial. Es decir, se trata de una forma de salario emocional, más allá del incremento del salario neto que permite vía reducción fiscal.


Ejemplos de retribución flexible

  • Cheques guardería, que se encuentran exentos sin límite para hijos de hasta 3 años.
  • Tickets de transporte. Se encuentran exentos hasta un máximo de 1.500 euros anuales.
  • Tickets de comida. El límite exento es de 11 euros diarios.
  • Seguros de salud: el límite exento anual es de 500 euros por beneficiario o 1.500 euros en el caso de beneficiarios con discapacidad. Puede incluirse también al cónyuge y descendientes.
  • Planes de pensiones: en este caso no suponen una exención fiscal para el trabajador, sino más bien un diferimiento fiscal, dado que tributarán como rendimientos del trabajo en el momento de proceder al rescate. No obstante, la desgravación de la aportación suele realizarse a un tipo superior al que se tributa en el rescate, generalmente en la jubilación y con un nivel de rentas inferior.
  • Entrega de acciones, con un máximo de 12.000 euros anuales siempre que se cumplan ciertos requisitos.

Ejemplo:

Suponemos un trabajador con un salario bruto anual de 40.000 euros, que tiene un hijo menor de 3 años y la siguiente retribución flexible:

  • 7 euros al día en tickets restaurant.
  • 300 euros al mes en cheque guardería.
  • 100 euros al mes en tickets transporte.

Si no tuviera retribución flexible e incurriese en esos mismos gastos, le quedaría un salario NETO anual de 27.154,22 euros.

Si dichos gastos los canaliza vía retribución flexible, alcanza un salario neto de 28.878,69 euros.

La retribución flexible le proporciona 1.724,47 euros netos extra al año.

volver