El derecho al olvido en internet, cada vez más relevante en nuestros días

Actualidad | 06.09.2019

volver

A lo largo de su vida, una persona media habrá pasado más de 5 años navegando en redes sociales.

El derecho al olvido en internet, una cada vez más relevante en nuestros días_700


La penetración de internet en España está cercana a alcanzar el 100% de la población. Concretamente, 43 millones de españoles tienen acceso a internet, el 93% de la población, según datos del estudio “Digital en 2019”. Nuestro país cuenta además con 54 millones de líneas móviles, lo que equivale al 117% de la población.

A nivel global, el número de usuarios de internet asciende a 4.400 millones, casi el 60% de la población, mientras que el 67% de las personas tiene un teléfono móvil.

La popularización de internet ha cambiado de forma radical nuestros hábitos de ocio, consumo y ha cambiado también las relaciones interpersonales. Según el mencionado estudio, el 92% de los españoles utilizan internet a diario, y es especialmente destacable el tiempo que pasan en redes sociales, que utilizan 28 millones de españoles, de los que 24 millones lo hacen a través de un teléfono inteligente, siendo estos dispositivos los que han revolucionado verdaderamente el uso de internet al ponerlo al alcance de cualquier persona en cualquier lugar.


¿Hiperconectados?

Los españoles pasamos más de 5 horas diarias conectados a internet a través de diferentes dispositivos: dedicamos 1 hora y 40 minutos a las redes sociales, casi 3 horas a la televisión (tradicional o en streaming). También, estamos más de 40 minutos conectados a internet cuando escuchamos música a través de streaming.

¿Te parece un tiempo razonable? Veámoslo desde otra perspectiva: a lo largo de toda su vida, una persona habrá dedicado 5 años y 4 meses a navegar en redes sociales, según un estudio de Mediakix. Más tiempo que a alimentarnos (3 años y 5 meses) o que al aseo personal (1 año y 10 meses). Además, a los más de 5 años empleados en redes sociales, debes sumar los casi 8 años que habrá dedicado una persona a ver la televisión. En total, aproximadamente 13 años de la vida. 

Ahora, reflexiona en todo lo que podrías hacer con ese tiempo.


Aplicaciones de bienestar digital

Cada vez existe más conciencia sobre la necesidad de utilizar internet de forma racional, y más en particular las redes sociales. Conscientes de ello son también los fabricantes de software, que recientemente se han lanzado a ofrecer aplicaciones que controlan el tiempo que pasamos en redes sociales y permiten poner temporizadores de uso de cada aplicación, con el objetivo de que nos avise cuando “agotemos” el tiempo que consideramos razonable. Para evitar tentaciones, se puede además limitar el uso de las aplicaciones una vez consumido ese tiempo preestablecido.

Las redes sociales ofrecen sin duda un mundo de posibilidades para mantenerse informado, estar en contacto con amigos o incluso buscar trabajo. Pero en ningún caso son sustitutivas de otro tipo de actividades o formas de relacionarse. Hay mucha vida más allá de las redes.


Derecho al olvido y lista Robinson

En una época digital como la actual, surgen cuestiones nuevas en cuanto a la privacidad de la vida personal.

En caso del posicionamiento en buscadores de ciertos contenidos que afecten a la imagen o el honor del interesado, En Europa desde 2014 los buscadores como Google tienen la obligación de eliminar de sus listas de resultados aquellos enlaces que violen ciertos derechos de un ciudadano, a petición de éste, debido a una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Cada una de estas peticiones debe valorarse de manera individual por parte de los responsables de los motores de búsqueda , que son los responsables de tomar la decisión de aceptar o rechazar las solicitudes. Para llevar a cabo esta tarea, Google cuenta con un comité de expertos que se encarga de asesorar a la compañía en todas las cuestiones referentes al derecho al olvido.

Por último, existen las llamadas “listas Robinson”, una especie de directorios  donde los interesados pueden apuntarse para que las empresas y comercios no les contacten con fines comerciales. La más difundida en España fue creada por la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo FECEMD en 1993. Este servicio se enmarca en el ámbito de la publicidad dirigida a nombre de una persona y a una dirección de correo postal, a una dirección de correo electrónico o a un número de teléfono concreto.

En Europa la regulación nos lleva a un entorno donde el usuario será el dueño de los datos y decidirá qué hacer con ellos y a quién cedérselos, algo que los expertos denominan “permission marketing”.  Las multas para aquellas empresas que lo transgredan son cada vez más cuantiosas, a juzgar por lo que establece el Reglamento Europeo de Protección de datos que entró en vigor en mayo de 2018



     ¿Tienes dudas con fondos de inversión o planes de pensiones?

               Contáctanos para fondos de inversión
               Contáctanos para planes de pensiones

volver