El ahorro de los españoles se desploma

Actualidad | 10.09.2019

volver

Es el viejo cuento de la hormiga y la cigarra. Los españoles tenemos más espíritu de cigarra y sólo ahorramos de forma decidida cuando el panorama económico se ensombrece.

El ahorro de los españoles se desploma_700


En cuanto salen los primeros rayos de sol para la economía, nos lanzamos a gastar, algo que ahora también se ve agravado por los tipos cero del Banco Central Europeo que se trasladan a la banca. 

Los datos son bastante concluyentes y el movimiento ha sido rapidísimo. En 2013 se ahorraron unos 64.000 millones de euros y al cierre del pasado año solo 35.000 millones. Esto supone en relación a renta disponible que hemos pasado de dedicar el 9,6% de nuestra renta a ahorrar hace cinco años frente al 4,85% de cierre de 2018. Son cifras muy bajas respecto a Europa donde la tasa de ahorro se sitúa en el 12,3%, según datos de Eurostat. Solo los británicos y los portugueses, hoy por hoy, ahorran menos que los españoles. Datos preocupantes cuando se cuestiona el modelo de pensión pública ante la situación demográfica, el alargamiento de la longevidad y los salarios más bajos de las nuevas generaciones. Parece necesario un ahorro previsor para el momento de la jubilación. 

El Banco de España ha analizado por qué ahorramos tan poco y por qué el brusco giro en producido en los últimos años.  El ahorro aumentó en plena crisis de 2007 y 2009 como consecuencia del ahorro previsor, las dificultades de financiación y la caída brusca en la compra de bienes duraderos como casas, automóviles, electrodomésticos… Desde 2010 se ha producido una caída continua y muy acusada en el ahorro. A partir de 2014, no obstante, el consumo de los hogares comenzó a aumentar, en un contexto de fuerte recuperación del empleo. En concreto, las familias aumentaron el peso del gasto destinado a la compra de bienes de consumo duradero.

Aunque coyunturalmente vivimos una situación de abundancia de dinero como consecuencia de las políticas de estímulo de los bancos centrales, el ahorro tanto de las familias, las empresas o el propio Estado tienen una gran importancia en la marcha de la economía. El ahorro es imprescindible para financiar las necesidades de inversión de una economía lo que a su vez supone más riqueza y más empleo. Un buen ejemplo del ahorro estatal es el Fondo Noruego que permite a este país, que goza de una de las mayores tasas de ahorro, estar presente en numerosas empresas en todo el mundo y amortiguar así problemas que puedan surgir en su economía como ocurrió con la caída del precio del petróleo hace unos años.

Todo este ahorro, público y privado, es imprescindible para que una economía se pueda financiar y sea autónoma. De lo contrario, tenemos que atraer dinero del exterior para cubrir esa falta de ahorro interno, lo que nos hace dependientes de estos capitales. Pese a la bondad del momento actual, implica tener que pagar más cara la financiación exterior por lo que parte de la riqueza se queda en otras economías. Hay dos datos muy significativos de nuestra dependencia en el mundo financiero del dinero foráneo. El 44% del billón de euros de la deuda española está en manos de inversores extranjeros y más del 50% de la Bolsa española pertenece a capitales fuera de España. ¿Globalización? ¿Falta de control sobre nuestra economía?



     ¿Tienes dudas con fondos de inversión o planes de pensiones?

               Contáctanos para fondos de inversión
               Contáctanos para planes de pensiones

volver