Posición Global

Período consultado:
DD.MM.AA - DD.MM.AA
Última actualización:
19/09/2018
 

Descripción

Fondo que invierte principalmente en títulos de renta fija pública española o avalada por el estado español y en renta fija privada de emisores de la OCDE. El vencimiento medio de la cartera será de 5 años aproximadamente.

Si desea más información consulte el folleto informativo del fondo y datos de interés.

Horizonte

Recomendado para posiciones a 5 años, coincidiendo con el vencimiento de la cartera.

Evolución del fondo

Período consultado:
DD.MM.AA - DD.MM.AA
Última actualización:
19/09/2018
Rentabilidad del período:
 
 

Datos a 19/09/2018

Rentabilidad acumulada1 mesAño en curso1 año
Fondo-0.11 %-0.98 %-1.24 %
Rentabilidad anualizada1 año3 años5 años10 años15 años20 años
Fondo-1.24 %-0.53 %1.61 %------
Rentabilidad últimos 5 años20182017201620152014
Fondo-1.05 %0.00 %0.80 %7.75 %--

Datos estadísticos 17/09/2018

1 año3 años
Volatilidad Fondo0.15 %0.47 %
Ratio Sharpe Fondo-5.91 -0.34 
Máxima pérdida diaria del fondo-0.04 %-0.30 %
Número meses negativos fondo1330
Fecha mínima rentabilidad diaria21/12/201703/12/2015
Mínima rentabilidad diaria-0.04 %-0.30 %
Fecha máxima rentabilidad diaria13/12/201722/10/2015
Máxima rentabilidad diaria0.02 %0.21 %


Datos

Fecha lanzamiento del fondo
24/12/2004
Fecha lanzamiento
24/12/2004
Divisa denominación fondo
EURO
Tipo
Acumulación
Inversión mínima
600.00 EUR
Mínimo a mantener
600.00 EUR
Valor liquidativo aplicable
D
Hora límite suscripciones y reembolsos
15:00h
Tramitación suscripciones y reembolsos
D+1
Código ISIN
ES0110001031
Código CIF
V84195668
Código registro
3082
Domicilio
ESPAÑA
Registrado en
--
Estructura legal
Fondos de Inversión
Gestora
BBVA ASSET MANAGEMENT, S.A., S.G.I.I.C.
Depositario
BBVA S.A.
Auditor
KPMG AUDITORES, S.L.
Patrimonio ()
24,592,622.30 €
Nombre antiguo
BBVA BONOS LARGO PLAZO GOBIERNOS, FI
Frecuencia de cálculo del valor liquidativo
Diaria

Comisiones

 Base%Tramo/Plazo
Comisión de gestiónPatrimonio0.95
Comisión de depósitoPatrimonio0.05

Otros datos de interés

Valor liquidativo aplicable: el del mismo día de la fecha de solicitud.

Lugar de publicación del valor liquidativo: el Boletín de Cotización de la Bolsa de Valores de Madrid.

Tramitación de las órdenes de suscripción y reembolso: las órdenes cursadas por el partícipe a partir de las 15:00 horas o en un día inhábil se tramitarán junto con las realizadas al día siguiente hábil. A estos efectos, se entiende por día hábil todos los días de lunes a viernes, excepto festivos en todo el territorio nacional. El límite de las 15:00 horas señalado anteriormente se refiere al horario peninsular.

No se considerarán días hábiles aquellos en los que no exista mercado para los activos que representen más del 5% del patrimonio. Los comercializadores podrán fijar horas de corte distintas y anteriores a la establecida con carácter general por la Sociedad Gestora, debiendo ser informado el partícipe al respecto por el comercializador.



30.06.2018

La economía global se muestra saludable en la primera mitad de 2018. El crecimiento esperado para el año se ha revisado ligeramente al alza. En desarrollados, destaca el impulso de EE.UU. que compensa las peores perspectivas del resto de geografías. La actividad en EE.UU. parece fortalecerse en el segundo trimestre después del crecimiento moderado del primero (2% anualizado), con un mercado laboral ya en pleno empleo (tasa de paro en el 3,8%). Este mercado laboral más tenso sigue propiciando un progresivo aumento de los salarios que, unido al repunte del precio del petróleo, sitúa la inflación en el 2,8%. La zona euro se ha visto afectada por factores temporales (climatología, huelgas y numerosas bajas médicas en Alemania) y por una mayor incertidumbre política (Italia, España) y comercial (política de Trump) lo que deja el crecimiento en un 0,4% (1,6% anualizado), con una inflación que finalmente despega hasta el 2%.

La deuda periférica europea, que se había mantenido bastante soportada hasta abril, sufría en mayo el impacto de la crisis política en Italia (su prima de riesgo alcanzaba los 290pb). Aunque el mercado recibía con alivio el nuevo acuerdo de gobierno el 31 de mayo, la cautela se mantiene en varios frentes (disciplina presupuestaria, inmigración y euro) y el primer semestre acaba con la prima de riesgo en 238pb (+79pb). En cuanto a la deuda española, a la que Moody's elevaba en abril la calificación crediticia de Baa2 a Baa1, también se veía afectada en mayo por la delicada situación política de nuestro país (la prima de riesgo se disparaba desde mínimos de 67pb a 136pb). Sin embargo, el mercado parece haber acogido favorablemente el talante europeísta y la voluntad de cumplir los objetivos fiscales del nuevo gobierno, lo que permite cerrar el semestre con una caída de la prima de riesgo de 12pb a 102pb y de la rentabilidad del bono a 10 años de 25pb a 1,32%.

Por parte de los bancos centrales, la normalización de tipos iniciada por la Fed a finales de 2015 ha continuado en junio, con el segundo aumento de 25pb en lo que va de año hasta 1,75%-2,00%. La Fed, además, ha señalizado otras dos subidas para 2018 y tres más en 2019, con unas proyecciones de fuerte crecimiento e inflación al alza. El BCE, mientras tanto, aunque anunciaba en junio que terminará este año su programa de compras de activos, sigue mostrando un tono muy cauto por la pérdida de pulso de la actividad en la eurozona y la ausencia de presiones inflacionistas. De hecho, el BCE prolonga el programa de octubre a diciembre (aunque reduce las adquisiciones netas en ese periodo de €30mm a €15mm al mes) y, lo más relevante, clarifica su orientación a futuro señalando que mantendrá el tipo de la facilidad de depósito en -0,40% hasta al menos durante el verano de 2019. Con todo ello, el mercado ha retrasado sus expectativas para la primera subida de tipos en la eurozona desde junio hasta septiembre del próximo año.

En términos de rentabilidad, el semestre ha sido negativo a pesar del comportamiento de la deuda española, el muy corto plazo que es donde está invertido el fondo, apenas se ha movido. Siguiendo la política de inversión del fondo, éste invierte en bonos emitidos por el Tesoro o Agencias del Estado como ICO y FADE. Los vencimientos de los bonos van desde enero hasta octubre del 2018. Debido a que la fecha de vencimiento del fondo está próxima y que algunos bonos ya han vencido hemos decidido pasar las posiciones de bonos a letras y el resto lo mantenemos en liquidez.

El patrimonio del fondo ha disminuido un 35,03% en el periodo y el número de partícipes ha disminuido un 29,66%. El impacto de los gastos soportados por el fondo ha sido de un 0,51%. El índice de rotación de la cartera ha sido de 0,32%. Por otro lado, la rentabilidad del fondo ha sido del -0,71%, inferior a la de la media de la gestora, situada en el -0,45%. Los fondos de la misma categoría gestionados por BBVA AM tuvieron una rentabilidad media ponderada del -0,76%. Por úl timo, la volatilidad del fondo ha sido del 0,12%, inferior a la de la Letra del Tesoro a 1 año que ha sido de un 0,96%. A 30 de junio el fondo ha realizado operaciones de recompra, según criterio CNMV, entre un día y una semana en las que BBVA ha actuado como contraparte por un importe de 7.999.820,35 euros, lo que supone un 28,10% sobre el patrimonio del fondo. No obstante, estas operaciones han sido ejecutadas en mercado como una simultánea. El activo utilizado como garantía real es una obligación del Estado español, denominada en euros, de vencimiento a más de un año. El custodio de esta garantía es BBVA y se encuentra mantenido en cuenta separada. El rendimiento de este tipo de operación ha sido de -309,04 euros.
El fondo presenta un incumplimiento no sobrevenido por la no diversificación del colateral.

A la fecha de referencia 29/06/2018 el fondo mantiene una cartera de activos de renta fija con una vida media de 0.07 años y con una TIR media bruta a precios de mercado de -0.15%. A lo largo del periodo se han realizado operaciones de derivados con la finalidad de cobertura cuyo grado de cobertura ha sido de 1.02

31.03.2018

El comienzo del año ha estado marcado por la amenaza proteccionista de Trump, una de las primeras medidas ha sido poner aranceles al acero y al aluminio proveniente de China. El riesgo a una guerra comercial ha impactado en los mercados, si bien comenzábamos el año con subidas generalizadas en renta fija, el riesgo a una guerra comercial hacía que la renta fija volviera a actuar como activo refugio en la última parte del trimestre. Esta huida a la calidad, las sorpresas bajistas en los datos macro y la moderación de las expectativas de normalización monetaria han dado apoyo a la deuda soberana de mayor calidad, con aplanamiento de las curvas de tipos desde los máximos de febrero y ampliación de los diferenciales a favor de EE.UU.

La deuda periférica europea ha tenido un comportamiento relativamente favorable (tan solo la prima de riesgo griega registró un moderado repunte de 7pb), apoyada por la reedición de la Gran Coalición en Alemania, que despeja el camino a una política más europeísta. Pese al auge de los partidos populistas y el escenario de difícil gobernabilidad que dejan las elecciones en Italia, su prima de riesgo cierra el mes con una moderada caída de 3pb. En el caso de España, la mejora de la calificación crediticia de S&P, de BBB+ a A-, ha favorecido un estrechamiento de la prima de riesgo de 22pb a mínimos de 67pb con una reducción del tipo a 10 años de 38pb a 1,16%.

Por parte de los bancos centrales, tuvimos la primera reunión de la Reserva Federal con Powel como presidente, esta nos dejó una nueva subida de 25 puntos básicos. La Fed sigue esperando otras 2 subidas de tipos en 2018 y revisa al alza su previsión hasta el 2,9% a final de 2019 y 3,4% en 2020. Por otro lado, la Fed mejora su estimación de crecimiento económico para 2018 hasta el 2,7% aunque mantiene la de inflación. Respecto a la gestión del balance, el proceso de reducción pasiva continúa su curso.

El Banco Central Europeo por su parte, en la reunión de Marzo, comenzó a modular su mensaje de cara a una posible reducción de estímulos, eliminando del comunicado oficial la alusión a un posible aumento del programa de compra de activos si fuera necesario, si bien Draghi quitó importancia a este cambio, tranquilizando a los mercados. Las previsiones macroeconómicas del BCE sufrieron ligeros ajustes, esperando un crecimiento del 2,4% para este año y una inflación del 1,4%.

El patrimonio del fondo ha disminuido un 23,32% en el periodo y el número de partícipes ha disminuido un 20,64%. El impacto de los gastos soportados por el fondo ha sido de un 0,25% los cuales se pueden desagregar de la siguiente manera: 0,25% de gastos directos y 0,00% de gastos indirectos como consecuencia de inversión en otras IICs. El índice de rotación de la cartera ha sido de 0,01%. Por otro lado, la rentabilidad del fondo ha sido del -0,36%, superior a la de la media de la gestora, situada en el -1,13%. Los fondos de la misma categoría gestionados por BBVA AM tuvieron una rentabilidad media ponderada del -0,15%. Por último, la volatilidad del fondo ha sido del 0,13%, inferior a la de la Letra del Tesoro a 1 año que ha sido de un 0,53%.

En términos de rentabilidad el trimestre ha sido negativo, a pesar del buen comportamiento de la deuda española, el muy corto plazo que es donde está invertido el fondo, apenas se ha movido. Siguiendo la política de inversión del fondo, éste invierte en bonos emitidos por el Tesoro o Agencias del Estado como ICO y FADE. Los vencimientos de los bonos van desde enero hasta octubre del 2018. Debido a que la fecha de vencimiento del fondo está próxima y que algunos bonos ya han vencido hemos decidido pasar las posiciones de bonos a letras y el resto lo mantenemos en liquidez.

A la fecha de referencia 29/03/2018 el fondo mantiene una cartera de activos de renta fija con una vida media de 0.22 años y con una TIR media bruta a precios de mercado de -0.36%.
A lo largo del periodo se han realizado operaciones de derivados con la finalidad de cobertura cuyo grado de cobertura ha sido de 1.02

31.12.2017

Los mercados de renta fija han tenido en general un comportamiento positivo en el segundo semestre, impulsadas por la mejora del crecimiento global y la relajación de las tensiones geopolíticas. Los bancos centrales han estado cautos en los anuncios y la retirada de estímulos monetarios. En línea con lo que se venía anticipando desde septiembre, la Fed subió el tipo oficial en diciembre, por tercera vez en el año, en 25pb a 1,25%-1,50%. De cara a 2018, los miembros del FOMC han mantenido sus proyecciones de tres subidas a pesar de haber revisado al alza las previsiones de crecimiento por la reforma fiscal, reflejando una cierta cautela sobre la inflación (el mercado es aún más prudente y descuenta dos subidas de tipos). Por otro lado, en octubre la Fed iniciaba la normalización de su balance, al dejar de reinvertir parte de su cartera de títulos de manera gradual. En cuanto al BCE, en octubre anunció una reducción de las compras de activos desde €60mm hasta €30mm al mes entre enero y septiembre de 2018. No obstante, el mensaje fue más expansivo de lo esperado, al anunciar la reinversión de los bonos vencidos hasta bastante después de que finalice el programa así como la extensión de la adjudicación plena de liquidez en las operaciones de refinanciación al menos hasta finales de 2019. Por otra parte, el BCE insistía en que no habrá subida de tipos hasta mucho después del final de las compras.

En el mercado de deuda soberana de mayor calidad, y respondiendo en parte a las diferencias en la política monetaria de la Fed y el BCE, las rentabilidades terminan el segundo semestre con movimientos opuestos en EE.UU. y Alemania. Así, los tipos americanos a 2 y 10 años suben 50pb y 10pb (+69pb y -4pb en el año) a 1,88% y 2,41%, y los alemanes a 2 y 10 años bajan 6pb y 4pb (+14pb y +22pb en el año) a -0,63% y 0,43%. Se amplían así los diferenciales a favor de EE.UU., especialmente en el tramo a 2 años, y se intensifica el aplanamiento de la curva americana, con la pendiente 2-10 años cerrando en mínimos desde octubre 2007 cercanos a 50pb. Más parecida es la evolución de las expectativas de inflación a largo plazo descontadas por el mercado que, en línea con la fuerte subida del precio del crudo en el segundo semestre y pese a la decepción en los datos de precios, repuntan 24pb, a 1,98% en EE.UU. (+1pb en 2017) y a 1,30% en Alemania (+4pb en 2017), en tanto que los tipos reales a 10 años caen en ambos mercados.

En cuanto a la deuda pública de la periferia europea, acaba el segundo semestre con diferenciales de tipos frente a Alemania en general más estrechos. Sobresale la deuda portuguesa, a la que tanto S&P en septiembre como Fitch en diciembre mejoraban su calificación crediticia a grado de inversión. En cuanto a la deuda italiana, aunque la aprobación de la nueva ley electoral en septiembre tenía un impacto positivo, la mejora se disipaba en diciembre con el anuncio de las elecciones para el 4 de marzo de 2018 sin que se espere una mayoría clara en el Parlamento, quedando la prima de riesgo (159pb) por encima de la portuguesa (152pb) por primera vez desde enero de 2010. En cuanto a la prima de riesgo española, tras muchos altibajos a raíz de los atentados terroristas de agosto en Barcelona y el deterioro de la situación política en Cataluña, acaba el segundo semestre con un repunte de 7pb (-4pb en 2017) a 114pb y un repunte del tipo a 10 años de 3pb (+18pb en 2017) a 1,57%.

En el semestre el patrimonio del fondo ha disminuido un 30,64% en el periodo y el número de partícipes ha disminuido un 24,29%. El impacto de los gastos soportados por el fondo ha sido de un 0,51% los cuales se pueden desagregar de la siguiente manera: 0,51% de gastos directos y 0,00% de gastos indirectos como consecuencia de inversión en otras IICs. El índice de rotación de la cartera ha sido de 0,67%. Por otro lado, la rentabilidad del fondo ha sido del -0,51%, inferior a la de la media de la gestora, situada en el 1,42%. Los fondos de la misma categoría gestionados por BBVA AM tuvieron una rentabilidad media ponderada del -0,15%. Por último, la volatilidad del fondo ha sido del 0,19%, inferior a la de la Letra del Tesoro a 1 año que ha sido de un 0,79%.

En términos de rentabilidad el semestre ha sido negativo, la subida generalizada de tipos en Europa más la incertidumbre política en España a consecuencia de los problemas políticos en Cataluña durante todo el segundo semestre, ha elevado los tipos de la deuda española, dando rentabilidades negativas en el fondo.

Siguiendo la política de inversión del fondo, éste invierte en bonos emitidos por el Tesoro o Agencias del Estado como ICO y FADE. Los vencimientos de los bonos van desde enero hasta octubre del 2018. Debido a que la fecha de vencimiento del fondo está próxima, hemos decidido pasar las posiciones de bonos a letras del mismo vencimiento aprovechando el diferencial en que se encuentran.

De cara al año que entra, esperamos nuevas subidas de rentabilidad en los bonos, a consecuencia de una mejora en la economía mundial. A la fecha de referencia 29/12/2017 el fondo mantiene una cartera de activos de renta fija con una vida media de 0.45 años y con una TIR media bruta a precios de mercado de -0.41%.

A lo largo del periodo se han realizado operaciones de derivados con la finalidad de cobertura cuyo grado de cobertura ha sido de 1.03

30.09.2017

La economía mundial ha seguido mejorando en este tercer trimestre del año, principalmente en Europa. Tras la fuerte revisión a la baja de las expectativas de subida de tipos oficiales en EE.UU. en julio y agosto, por la cautela mostrada por la Fed con las bajas tasas de inflación, la reunión del FOMC de septiembre ha provocado un cambio significativo en el sentimiento del mercado (que ahora descuenta casi 50pb de subida hasta dic-18 frente a apenas 25pb a finales de agosto). Aunque la Fed mantenía el tipo oficial en el rango 1%-1,25% y revisaba a la baja su estimación de largo plazo del 3% al 2,75%, al mismo tiempo ratificaba sus proyecciones de una subida adicional de 25pb en dic-17 y otras tres en 2018 y anunciaba el inicio en octubre de la normalización gradual de su balance. En cuanto al BCE, se mantienen muy bajas las expectativas de tipos (primer movimiento al alza entre finales de 2018 y principios de 2019) pero en septiembre el presidente Draghi anticipaba que en octubre anunciarían el proceso de reducción de las compras de activos prevista para 2018.

El reciente cambio en las expectativas de la Fed ha permitido que el tipo a 2 años americano termine el 3T con un repunte de 10pb a 1,48% tras el mínimo de 1,26% alcanzado a principios de septiembre. El tipo a 2 años alemán, sin embargo, acaba con una caída de 12pb a -0,69% pese a la moderada corrección al alza de las últimas semanas. En cuanto a la deuda soberana de mayor calidad a largo plazo, cabe destacar también el movimiento de ida y vuelta, a la baja inicialmente por el tono más acomodaticio de los bancos centrales, las moderadas tasas de inflación y la huida a activos refugio ante el incremento del riesgo geopolítico (Corea del Norte) y la incertidumbre política en EE.UU.; y al alza en los últimos compases del trimestre al ganar peso los buenos datos económicos, alguna evidencia de repunte de la inflación, los cambios previstos en la política cuantitativa de los bancos centrales y el aparente impulso a la negociación de la reforma impositiva de Trump. Así, el tipo a 10 años de EE.UU. cierra el 3T con un repunte de 3pb a 2,33% (+12pb las expectativas de inflación a 1,86% vs -9pb el tipo real) tras haber alcanzado mínimos cercanos al 2%, en tanto que el tipo a 10 años alemán acaba en los mismos niveles de hace tres meses, en 0,46% (+17pb la inflación descontada por el mercado a 1,23%), con un mínimo de 0,31%. Con estos movimientos de tipos, las curvas mantienen las tendencias del primer semestre, al aplanamiento la americana y a la positivización la alemana.

Los diferenciales de la deuda periférica europea se han movido en el 3T en función del mayor o menor apetito por el riesgo, mientras que factores específicos explican el comportamiento relativo por países. Así, destaca el estrechamiento de la prima de riesgo de Portugal (-64pb) de la mano de la revisión al alza por parte de S&P de su calificación crediticia a grado de inversión, mientras que la prima de riesgo griega se ampliaba (+24pb), en parte por la previsible entrada en el gobierno alemán del partido liberal, con una línea más dura sobre la permanencia de Grecia en el euro. Por otro lado, España termina el 3T con una ampliación de su prima de riesgo de 7pb a 114pb (tras haber alcanzado mínimos de 95pb en julio), afectada por los atentados terroristas en Barcelona y, en menor medida, por la situación política en Cataluña, con la rentabilidad del bono a 10 años repuntando 6pb a 1,60%. Aunque en Italia ha habido también algo de ruido político de cara a las elecciones de 2018 (apoyo de Berlusconi a la introducción de una moneda paralela), su prima de riesgo termina con una ligera reducción (-4pb).

En términos de rentabilidad el trimestre ha sido negativo, la subida generalizada de tipos en Europa más la incertidumbre política en España a consecuencia del referéndum ilegal de Cataluña a finales del mes de septiembre ha elevado los tipos de la deuda española, dando rentabilidades negativas en el fondo.

Siguiendo la política de inversión del fondo, éste invierte en bonos emitidos por el Tesoro o Agencias del Estado como ICO y FADE. Los vencimientos de los bonos van desde enero hasta octubre del 2018.

De cara a final de año esperamos nuevas subidas de rentabilidad en los bonos, a consecuencia de una mejora en la economía mundial.

A la fecha de referencia 30/09/2017 el fondo mantiene una cartera de activos de renta fija con una vida media de 0.7 años y con una TIR media bruta a precios de mercado de -0.22%.

El patrimonio del fondo ha disminuido un 17,74% en el periodo y el número de partícipes ha disminuido un 12,43%. El impacto de los gastos soportados por el fondo ha sido de un 0,26% los cuales se pueden desagregar de la siguiente manera: 0,26% de gastos directos y 0,00% de gastos indirectos como consecuencia de inversión en otras IICs. Por otro lado, la rentabilidad del fondo ha sido del -0,29%, inferior a la de la media de la gestora, situada en el 0,61%. Los fondos de la misma categoría gestionados por BBVA AM tuvieron una rentabilidad media ponderada del -0,05%. Por último, la volatilidad del fondo ha sido del 0,18%, inferior a la de la Letra del Tesoro a 1 año que ha sido de un 1,10%.

A lo largo del periodo se han realizado operaciones de derivados con la finalidad de cobertura cuyo grado de cobertura ha sido de 1.03

Top Ten Inversiones

InversionesPeso Cartera
BONOS Y OBLIG DEL ESTADO 3.45 6633.08  %
BONOS Y OBLIG DEL ESTADO 4.1 1828.4  %
FADE 5.6 1824.44  %
SPAIN LETRAS DEL TESORO 0 1814.06  %