Antes de invertir en renta fija

BBVA Asset Management, referente Global en Gestión de Activos

¿De qué información dispongo para la toma de decisiones?

Las Leyes que rigen las transacciones en los mercados de valores se basan en un principio muy claro y sencillo: todos los inversores, tanto cualificados como minoristas, deberán tener acceso a una información suficiente y equilibrada sobre las propuestas de inversión, antes de la toma de decisiones. Para lograr esto, la CNMV exige a las sociedades emisoras que pongan a disposición del público, a lo largo del tiempo, toda la información pertinente sobre la compañía y la emisión.

A– Información para la contratación del producto

  • Folletos informativos. El folleto puede presentarse como un único documento o estar integrado por varios documentos separados. El documento único contiene el resumen y la información relativa al emisor y a los valores que se ofrecen al público. Si se compone de distintos documentos, la información se reparte entre el documento de registro (datos sobre el emisor) y la nota de valores (explicaciones sobre los valores ofertados). Su finalidad es recoger una información completa sobre la situación del emisor y los valores que se ofrecen, con objeto de que los potenciales inversores puedan formarse un juicio fundado sobre la inversión que se les propone. Incluye, entre otra información, cuentas auditadas de la compañía, características de los valores objeto de la oferta, descripción de las actividades de la sociedad, resultados obtenidos y perspectivas de negocio. Igualmente, se recogen los principales riegos referentes a la oferta y al emisor. Identifica las compañías autorizadas en su caso para la colocación y el aseguramiento, así como el régimen fiscal aplicable. Las sociedades emisoras y los intermediarios financieros que intervengan en la colocación de los valores deben poner obligatoriamente el folleto a disposición del público en todos los puntos de venta.
  • Resumen. Es un documento en el que figuran de forma sencilla y abreviada los principales datos y riesgos referentes a la oferta y al emisor. Al igual que en el caso anterior, es obligatorio que el emisor y los intermediarios financieros que intervengan en la colocación lo pongan a disposición del público en todos los puntos de venta. Es muy importante que el inversor lea atentamente este documento antes de contratar un producto.

B– Información para el seguimiento de la inversión

  • Cuentas anuales auditadas, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Sociedades Anónimas. El inversor deberá prestar una especial atención a las posibles salvedades incluidas por los auditores.
  • Información periódica trimestral y semestral sobre la evolución de la sociedad. La información semestral contiene balance de situación y resultados a nivel individual y consolidados, así como la evolución de los negocios (cifra de ingresos y costes, análisis de las principales operaciones que han dado lugar a resultados extraordinarios, inversiones y desinversiones relevantes…). Los emisores publican esta misma información trimestralmente, pero con menor grado de detalle.
  • Hechos relevantes. Las compañías están obligadas a informar inmediatamente de todo hecho o decisión que pueda influir de modo sensible en la cotización de sus valores.

La información referida puede consultarse en la CNMV (www. cnmv.es), y en la página web de la sociedad emisora, si tiene valores admitidos a cotización.

¿Cómo comprar y vender renta fija?

La renta fija puede suscribirse en el momento de la emisión (mercado primario) a través de las entidades financieras, según los términos descritos en su folleto informativo.

También se puede comprar renta fija a otros inversores (mercado secundario) a través de los intermediarios financieros. En ese caso, las emisiones que tienen mayor interés para los inversores son las que cotizan en alguno de estos mercados:

  • En el mercado de deuda pública anotada se negocian, fundamentalmente, Letras del Tesoro y bonos y obligaciones del Estado.
  • En el mercado AIAF1, se negocian pagarés de empresa, cédulas hipotecarias y diversos tipos de bonos y obligaciones emitidos por entidades financieras y no financieras, públicas o privadas, así como las participaciones preferentes y las titulizaciones.
  • En las cuatro bolsas españolas (Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia), se negocian diversas emisiones de renta fija privada y deuda de otros organismos públicos. También se puede comprar y vender deuda pública anotada.

El inversor puede obtener información sobre los precios de los distintos mercados de renta fija a través de sus respectivos boletines de cotización o de la prensa diaria especializada. Los precios que se publican para los valores negociados en el mercado de deuda pública anotada se han obtenido en operaciones de compraventa entre entidades financieras. Los precios del mercado AIAF corresponden a negociaciones bilaterales entre entidades financieras, entre éstas y sus clientes, o directamente entre éstos. No obstante, al publicarse exclusivamente información sobre cambios medios ponderados, las operaciones institucionales influyen en los precios en mayor medida, por ser mayor su volumen. Estos precios sólo son indicativos y, en general, no coincidirán con los que se aplican en operaciones minoristas.

El precio aplicable al inversor minorista se negocia directamente entre éste y la entidad a la que se dirige, de modo que es posible encontrar precios distintos en cada una de ellas.

¿Qué debo preguntar sobre los productos de renta fija?

En los últimos años, la variedad de productos que un inversor puede encontrar en los mercados ha crecido extraordinariamente. Los productos más novedosos son a su vez más sofisticados y la renta fija no ha escapado a esta tendencia. Algunos de ellos resultan difíciles de entender y están sometidos a un número creciente de fuentes de riesgo. Los inversores pueden ahora encontrar activos de renta fija con intereses variables, opciones de amortización anticipada y otrascaracterísticas especiales.

Es muy importante conocer de antemano todas las particularidades del producto donde se van a depositar los ahorros. Además de las preguntas generales que siempre conviene hacer antes de adquirir cualquier producto financiero, le aconsejamos que se informe sobre los siguientes aspectos concretos:

  • Confirme el tipo de interés que recibirá y que periodicidad tienen los pagos (ya que este aspecto afecta a la entabilidad). Si el interés es variable, conviene saber cuál es la referencia y el diferencial que se le aplica. A menudo es un determinado tipo de interés (como el Euribor), o el rendimiento positivo o negativo de un determinado índice (Ibex, Eurostoxx...). También es importante saber cómo se calcula el rendimiento (por ejemplo, mediante observaciones mensuales durante un determinado periodo) o si existe un agente de cálculo. Algunos tipos de interés se incrementan o disminuyen con el transcurso del tiempo, según una programación establecida en las condiciones de emisión.
  • Infórmese de las previsiones de los distintos especialistas sobre la evolución de los tipos de interés. Si opera a corto plazo en el mercado secundario y los tipos suben, su rentabilidad bajará, pudiendo llegar a sufrir pérdidas.
  • Confirme el precio de emisión y el de reembolso. Habitualmente ambos precios coinciden con el valor nominal, aunque podrían ser distintos según las condiciones de emisión. Este extremo es muy importante, pues en productos referenciados al rendimiento de índices o cestas, el precio de reembolso puede ser inferior al nominal del valor, y la evolución desfavorable de dichas referencias podría ocasionar pérdidas.
  • Confirme la fecha y las condiciones de amortización. No es lo mismo comprometer el capital a 3, 5 ó 10 años. Además, si no desea asumir riesgo de precio o de reinversión, conviene ajustar los plazos a su horizonte temporal.

Es importante saber de antemano si existen opciones de amortización anticipada, parcial o total, a opción del emisor. En algunos casos, el emisor se reserva la opción de amortizar anticipadamente la totalidad de la emisión en un periodo preestablecido. Tenga en cuenta que ese mismo derecho no se le suele conceder al inversor. Si los tipos de interés bajan, el emisor ejercitará la opción de amortización anticipada, y el inversor tendrá que buscar antes de lo previsto una nueva inversión a un tipo de interés inferior. En cambio, si los tipos suben el emisor no ejercitará la opción y la inversión se mantendrá hasta el vencimiento final, devengando intereses inferiores a los de mercado.

Otra forma de amortización anticipada es la amortización parcial por reducción del nominal. En este caso no es opcional, sino que es una de las condiciones de la emisión. Es necesario evaluar si una inversión de estas características se ajusta a sus necesidades, pues en unas fechas determinadas recibirá un 25% ó un 50% de su inversión inicial.

  • Confirme si existen otras series o emisiones de Participaciones Preferentes. Tenga en cuenta que todas las participaciones preferentes se sitúan en igualdad de condiciones en la prelación de créditos, y que su remuneración está condicionada a la obtención de beneficios distribuibles. Por ello, si en una o varias fechas de pago no existieran fondos suficientes para distribuir, se haría a prorrata entre todas las series de participaciones existentes. En todo caso, podrá conocer las que la entidad tiene hasta la fecha de su inversión, pero lógicamente no las que emitirá en el futuro. En el Folleto Informativo puede consultar esta información.

1 Asociación de Intermediarios en Activos Financieros.