¿Sabías que...?


El precio del oro suele subir en la temporada de bodas en la India.Sabias Qué

¿Cómo funcionan los mercados de materias primas?

Las materias primas son activos extraídos de la naturaleza que se transforman para elaborar materiales y bienes de consumo. Por lo tanto, es un activo consumible, transformable y tangible.

Su valoración no depende del valor presente y futuro de los flujos descontados a una tasa de rendimiento requerida, como en el caso de los valores de renta fija o renta variable, sino de la oferta y demanda a nivel global de cada materia prima. Dado su carácter global, su precio habitualmente se expresan en dólares.

Aunque el número de materias primas es muy elevado, podemos simplificar en los siguientes grupos de materias primas:

Características de cada tipo de materias primas

Energía

  • Su comportamiento se deriva principalmente del crecimiento global, por lo que tienen un componente cíclico.
  • Las variables geopolíticas también tienen su importancia debido a que una gran parte de la producción y de las reservas se encuentran en países con alta inestabilidad política (Irán, Iraq, Libia, Rusia, Venezuela…).

Agricultura

  • Su comportamiento es el menos ligado a la evolución de la economía en general.
  • Una variable muy importante a considerar es la meteorología, ya que puede tener un impacto muy importante en sus precios.

Ganadería

  • Muestra un comportamiento des correlacionado con la agricultura, ya que los productos agrícolas son un componente importante de su precio.

Metales Industriales

  • Su evolución está muy ligada al crecimiento económico.

Metales preciosos

El oro tiene un componente de activo refugio y de divisa, mientras que el resto, debido a su mayor componente industrial, muestra también cierta correlación con el ciclo económico.tabla de materias primas

¿Qué beneficios ofrece la inversión en materias primas?

Cuando integramos la inversión en materias primas en la cartera de un inversor aportamos diversificación por la baja correlación que presenta respecto los activos tradicionales, destacando la correlación negativa que mantiene con la renta fija, así como la posible divergencia respecto a la renta variable. Además, proporcionan una fuente adicional de rentabilidad para una cartera de inversión, de difícil acceso directo. La tendencia alcista en el largo plazo en el caso de las materias primas se sustenta por el aumento de la demanda (de mercados emergentes, principalmente), y restricciones de oferta (dificultades en la extracción de reservas, por ejemplo).

Por otro lado, obtenemos protección ante eventos extremos. Ante catástrofes naturales (sequías, inundaciones,…) o eventos políticos relevantes (guerras, conflictos políticos con países de la OPEP,…), tradicionalmente las materias primas registran fuertes subidas. También, en periodos de alta inflación inesperada, el exceso de retorno de los futuros de materias primas ha sido significativamente más alto que en renta variable o renta fija.

Partícipes y formas de acceder al mercado de materias primas

En el mercado de materias primas nos encontramos diferentes partícipes: los productores que abastecen y refinan las materias primas. Después, los consumidores que transforman las materias en productos finales, y los traders que desarrollan actividades de cobertura, posiciones especulativas y arbitraje. Por último, los dealers e instituciones financieras, proporcionan instrumentos derivados, herramientas de gestión del riesgo y servicios financieros a los inversores que buscan coberturas (compran o venden materias primas para gestionar su riesgo) o especulación (comprar o venden apostando por una subida o bajada del precio de la materia prima en cuestión).

La tenencia física resulta inviable en el caso de algunas materias primas (maíz, trigo, petróleo) por los altos costes de almacenaje y transporte, y los problemas de perecimiento, aunque en otras sería más fácil por ejemplo, oro y plata a través de la joyería.

Si queremos tener exposición a materias primas podremos hacerlo invirtiendo en empresas relacionadas con ellas como Repsol o Gas Natural. Las desventajas de este tipo de exposición son la elevada correlación con el mercado de renta variable (riesgo sistemático de mercado) y el riesgo específico de la compañía, que puede afectar a su rentabilidad independientemente de la evolución de la materia prima.

Por ello, la forma más común de acceder al mercado de materias primas es a través de derivados (mercado de opciones y futuros). Existen numerosas plataformas: CME (la más grande a nivel mundial), CME, CBOT, NYMEX, COMEX... Cuentan con sus correspondientes cámaras de compensación, precios transparentes y contratos uniformes entre otros.

En la inversión a través de derivados no se posee inmediatamente la materia prima, sólo es necesario depositar el margen inicial en la cámara (que suele rondar el 10%) y ofrece facilidad para tomar posiciones tanto largas como cortas. Además, la estandarización de la cantidad de materia prima en cada contrato de futuros es un factor clave. Las especificaciones varían en función de la materia prima en cuestión, pero el contrato es el mismo en cada mercado (por ejemplo, cada contrato de futuros de oro cotizado en COMEX es de 100 onzas).

Además, existen numerosos fondos de inversión gestionados de manera activa como pasiva, regulados y no regulados, a través de los cuales se puede ganar acceso al mercado de opciones y futuros. Esta vía ofrece como ventajas la facilidad de acceso, diversificación (reducción de volatilidad) y la inclusión en un entorno regulado.

Determinantes del precio de las materias primas

Los mercados de materias primas contribuyen en la estabilización de su precio: los contratos de futuros permiten a los proveedores bloquear el precio que recibirán por su producto en una fecha futura (el precio queda prefijado también para el comprador).

Los factores determinantes de esos precios son:

  • Oferta y demanda. Su valor refleja la realidad de cada materia prima en el corto – medio plazo, al contrario que los activos financieros, que reflejan las expectativas a más largo plazo.
  • Momento del ciclo. Suelen tener un buen comportamiento en las recuperaciones económicas y en los puntos álgidos, mientras que su comportamiento es peor cuanto comienza la desaceleración.
  • Factores políticos y económicos. Si pensamos en el petróleo, por ejemplo,la inestabilidad política en Oriente Medio hace que su precio fluctúe a menudo como resultado de la incertidumbre en el suministro.
  • Condiciones meteorológicas. En el caso de los productos agrícolas se ve muy claramente. Una cosecha escasa resultará en un menor suministro, con la consiguiente presión alcista sobre los precios (relacionado con el primer factor, binomio oferta - demanda).
  • El dólar. Generalmente las materias primas cotizan en dólares y se mueven en sentido contrario al de esta divisa. Cuando el dólar sube ejerce una presión a la baja en los precios de las materias primas.

En los mercados de derivados para materias primas (commodities), por cada commodity suele existir distintos contratos abiertos con distinto vencimiento. En función de si la prima de riesgo es positiva o negativa, la estructura temporal de cada commodity tendrá pendiente positiva o negativa.

Un mercado en contango (pendiente positiva) refleja la situación normal del mercado. Los precios a futuro exceden al spot (o precio actual). Este tipo de curva se suele dar en commodities con inventarios altos y cuyo convenience yield (la utilidad de poseerlo físicamente) es bajo. Por ejemplo, el oro normalmente se encuentra estructuralmente en contango.

En un mercado en backwardation (pendiente negativa) el precio futuro es inferior al actual. El petróleo, por ejemplo, suele alternar entre contango y backwardation en función principalmente del nivel de inventarios.

La forma de la curva de futuros es importante para los inversores (ya sea con fines de cobertura o especulativos) porque nos da una idea del estado de la situación en el mercado de la materia prima, tanto ahora como en los próximos meses.


Riesgos de la inversión en materias primas

Las materias primas exigen una gestión muy especializada y experimentada debido a las complejidades técnicas que presentan:

Muchas materias primas presentan volatilidades muy elevadas, que pueden oscilar entre el 20% y el 80%. Por ello, la inversión en este activo está orientada a inversores que estén dispuestos a asumir dichas variaciones en el precio. La volatilidad, no obstante, puede reducirse invirtiendo en materias primas de forma diversificada, y en este caso puede asimilarse a la volatilidad de la renta variable.

Como hemos comentado previamente, el valor de la materia prima depende de factores que no siempre son fáciles de predecir, como es el caso de los eventos meteorológicos. Es por ello, que cualquier proyección con un horizonte de largo plazo es una tarea difícil de predecir.

Los resultados dependen del vehículo de acceso, si invertimos a través de derivados, por tenencia física o a través de instrumentos de renta variable, los resultados pueden ser muy diferentes

Debido a que se evita la entrega física de la materia prima sobre la que se quiere tener exposición, es necesario vender el contrato que va a expirar y comprar el siguiente (roll over). La rentabilidad que obtendrá el inversor por este cambio dependerá de la pendiente de los precios futuros: Cuando las curvas están en contango, el inversor no recoge toda la subida esperada del precio spot de la materia prima, lo que puede decepcionarle. Lo contrario sucede cuando la curva se encuentra en backwardation.