General Overview

Period:
MM.DD.YY - MM.DD.YY
Latest NAV:
11/13/2019
 

Description

International Flexible Fixed-Income Fund that invests in a diversified global portfolio of public and private fixed-income assets. The average duration of the portfolio will be between 0 and 3 years. The fund can invest up to 50% in assets below Investment Grade and Emerging markets. The investment style is independent to a reference index and is based on the selection of bonds and issuers.
THIS FUND CAN INVEST A PERCENTAGE OF 50% IN ISSUES OF FIXED-INCOME ASSETS OF A LOW CREDIT QUALITY, HENCE IT HAS A VERY HIGH CREDIT RISK.
For further information, see the fund's information brochure and other details of interest.

  The 09/06/2019 modified the investing vocation of the Fund for this reason just shows the evolution of the net asset value and returns from that date according to item 60.3 of Royal Decree 217/2008, of February 15.

Fund evolution

Period:
MM.DD.YY - MM.DD.YY
Latest NAV:
11/13/2019
Period Performance:
 
 

Details to 11/13/2019

Accumulated performance1 monthYear to date1 year
Fund-0.20%----
Index------

  The 09/06/2019 modified the investing vocation of the Fund for this reason just shows the evolution of the net asset value and returns from that date according to item 60.3 of Royal Decree 217/2008, of February 15.

Data

Fund launch date
02/03/2015
Launch date
02/03/2015
Base Fund Currency
EURO
Type
Accumulation
Minimum investment
10.00 Euros
Minimum to maintain
10.00 Euros
Applicable net asset value
D
Cut-off time
15:00 h
Settlement date
D+1
ISIN Code
ES0179396017
CIF Code
V87211447
Record code
4870
Registered in
SPAIN
Domiciled in
SPAIN
Legal structure
Fund of Investment
Fund manager
BBVA ASSET MANAGEMENT, S.A., S.G.I.I.C.
Custody
BBVA S.A.
Auditor
DELOITTE, S.L.
Assets under management ()
€577,971,423.79
Benchmark index
100% BofA ML 1-3 GBMI Former JPY Index EUR Hedged
NAV frequency
Daily

Fees

 Base%Period/Term
Management feeAssets under management0.23From the 06/01/2018, inclusive.
Deposit feeAssets under management0.02

History of fees

 Base%Period/Term
Management feeAssets under management0.33Until the 05/31/2018, inclusive.

30.09.2019

El fondo se ha mantenido bien diversificado en diferentes geografías así como en diferentes activos. Destacables es el posicionamiento largo en Australia aunque reducido durante el trimestre en favor de un mayor posicionamiento en otras geografías, Nueva Zelanda, Usa, Canadá y España. En la zona euro se mantienen las posiciones cortas en Alemania. Durante el tercer trimestre tampoco se han modificado los porcentajes de inversión en mercados emergentes y en emisiones corporativas de buena calidad crediticia. En FX el fondo mantiene las mismas posiciones que el trimestre anterior aunque se ido tomando y cerrando algunas posiciones tácticas. Con respecto a la duración, el fondo ha ido variándola en función de la visión del equipo gestor finalizando el semestre con 1.56 años.

Durante el trimestre se ha alargado el vencimiento de los bonos de inflación americana desde bonos con vencimientos de 1 y 2 años a bonos con vencimiento en 5 años. Por otro lado después de la bajada de tipos en Australia y tras el movimiento que esto ha provocado en su curva de tipos hemos empezado a reducir las duraciones en esta geografía para incrementar otras geografías como Nueva Zelanda y Canadá. Se han incrementado las posiciones en bonos de inflación europea ya que parecen extremadamente castigados en sus cotizaciones. En FX se ha cubierto la posición la posición corta de EURUSD a la espera de ver cómo evolucionan las conversaciones entre China y EE.UU. También se han abierto posiciones tácticas En PLN y CAN frente a EUR. En bonos corporativos durante el trimestre se ha rotado la cartera hacia nombres con sesgo periférico así como se ha incrementado el peso en papeles bancarios Senior non Prefered.

31.03.2019

El año 2019 inicia su andadura con unas expectativas de crecimiento algo inferiores a las estimadas anteriormente al pasar de un crecimiento esperado de 3.7% al 3.4%. Esta desaceleración afecta tanto a países desarrollados como a emergentes lo que ha generado unas expectativas sobre inflación más moderada y a su vez un cambio en el sesgo de los principales Banco Centrales del mundo.

La Fed (Banco Central USA) rebajaba sus expectativas de crecimiento e inflación general y revisaba sus proyecciones de tipos, desde 3 subidas a lo largo del 2.019 a no contemplar ninguna durante este año y tan solo 1 durante 2.020. Así mismo también anunciaba una desaceleración en la reducción de su balance. Por otro lado, el BCE sonaba mucho más cauto desplazando la primera subida de tipos para finales de 2019 y anunciando nuevas medidas de liquidez a largo plazo con objetivo específico (TLTRO-III), así como moderaba notablemente sus previsiones de crecimiento e inflación, manteniendo además un sesgo a la baja para los riesgos económicos.

Todo esto en conjunto ha desembocado en un movimiento de aversión al riesgo en los últimos compases del trimestre, llevando las rentabilidades de la deuda soberana a zona de mínimos. Así, el tipo a 10 años americano retrocedía 28pb a niveles de 2,41% (niveles de dic-17), mientras que el bono alemán a 10 años caía 31pb, situándose en niveles negativos de -0,07%, no vistos desde finales del 2016. Las expectativas de inflación experimentaban ligeras subidas, de 16pb y 7pb respectivamente, apoyadas por la subida del precio del crudo. Por su parte, los tipos a 2 años experimentaban un retroceso de 23pb en EE.UU. y subían 1pb en Alemania (a niveles de 2,26% y -0,60%). Con todo ello, las curvas se aplanaban, especialmente en el caso europeo, y las pendientes 2-10 años finalizaban el trimestre en niveles de 15pb y 53pb respectivamente.

Las primas de riesgo de la deuda soberana de la periferia europea lograban finalizar el trimestre con estrechamientos, siendo estos especialmente abultados en el caso de Grecia y Portugal y en menor medida España, siendo Italia el único pais en ampliar. Sin embargo, durante el periodo han experimentado puntuales episodios de volatilidad debido a la revisión a la baja de las previsiones económicas de la Comisión Europea y el temor a las consecuencias de una recesión en Italia

El trimestre ha sido positivo para el fondo, en términos de rentabilidad ya que las posiciones estructurales que mantiene el fondo y que habían lastrado las rentabilidades durante el último trimestre del año 2018 han mejorado sustancialmente durante el inicio de este 2019. Destacando la recuperación de los bonos de inflación americana , la apreciación de la corona Noruega, el estrechamiento diferencial de tipos de interés entre USA/AL en sus bonos a 5 años y las posiciones largas en Australia.
Antes de la corrección en los tipos de interés aprovechamos para alargar algo la duración del fondo que hemos empezado a deshacer vía opciones al final del trimestre. Por otro lado el comportamiento de la deuda Australiana ha sido extremadamente bueno durante el periodo alcanzando niveles que justificaban empezar a deshacer las posiciones que han ido hacia deuda de Nueva Zelanda, algo más retrasada en el movimiento. También y dado que las inflación esperada así como los datos económicos esperados por el ECB es menor hemos deshecho todas las posiciones en inflación europea, y hemos comprado deuda Española en el plazo de 7 años.

En lo que a FX se refiere el fondo mantiene sustancialmente las mismas posiciones que el trimestre anterior, corto de EURUSD y EURNOK, largo de USDNZD y corto de USDJPY, aunque hemos reducido algo la exposición de EURNOK hacia cortos de EURSEK.
Durante el trimestre hemos vuelto a invertir en Crédito de elevada calidad crediticia y poca volatilidad dado el sesgo más expansivo del ECB.
De cara al próximo trimestre esperamos que la incertidumbre por el Brexit y la relación comercial de China con USA se vaya disipando y volvamos a ver subidas de rentabilidad en los bonos. Es por ello, que mantenemos el corto de duración en Alemania y hemos incrementado mediante opciones el corto en USA. Por otro lado, las nuevas subastas de liquidez del ECB creemos que favorecerán a la deuda periférica, y por eso mantenemos nuestro largo de España.
Al final del trimestre la duración del fondo se situó en 1.25 años.

El patrimonio de la clase BBVA BONOS INTERNACIONAL FLEXIBLE 0-3 CL CARTERA F ha disminuido un 0,45% en el periodo y el número de partícipes ha disminuido un 10,61%. El impacto de los gastos soportados por el fondo ha sido de un 0,08% los cuales se pueden desagregar de la siguiente manera: 0,07% de gastos directos y 0,01% de gastos indirectos como consecuencia de inversión en otras IICs. El índice de rotación de la cartera ha sido del 0,38%. Por otro lado, la rentabilidad del fondo en el periodo ha sido del 0,77%, inferior a la de la media de la gestora situada en el 3,41%. Los fondos de la misma categoría gestionados por BBVA AM tuvieron una rentabilidad media ponderada del 1,02% y la rentabilidad del índice de referencia ha sido de un 0,49%. Por último, la volatilidad del fondo ha sido del 1,21% , superior a la del índice de referencia que ha sido de un 0,67%.
A lo largo del periodo se han realizado operaciones de derivados con la finalidad de cobertura cuyo grado de cobertura ha sido de 0,98. También se han realizado operaciones de derivados con la finalidad de inversión cuyo grado de apalancamiento medio ha sido de 105,06%.

31.03.2019

El año se ha iniciado con una pérdida de pulso de la economía mundial, con desaceleración tanto de los países desarrollados como de los emergentes, presiones inflacionistas contenidas y un cambio en el sesgo de los principales bancos centrales, que no contemplan subidas de tipos este año. Con ello, el crecimiento esperado para 2019 se modera al 3,4% frente al 3,7% de 2018.

El debilitamiento de la economía mundial y la inflación contenida han permitido un tono más acomodaticio de los principales bancos centrales en los primeros meses del año. Por un lado, la Fed rebajaba sus expectativas de crecimiento e inflación general y revisaba sus proyecciones de tipos, no contemplando subida alguna en 2019 desde el 2,25%-2,50% y una en 2020. Además, la Fed anunciaba una reducción en mayo del ritmo de normalización de su balance, que se estabilizaría a partir de octubre. Por otro lado, el BCE no solo anunciaba nuevas subastas trimestrales de liquidez a largo plazo con objetivo específico (TLTRO-III), de sep-19 a mar-21, sino que anunciaba tipos sin cambios al menos hasta finales de año y moderaba notablemente sus previsiones de crecimiento e inflación, manteniendo además un sesgo a la baja para los riesgos económicos.

Las dudas sobre el mantenimiento del ciclo global, acentuadas por el tono cauto de los principales bancos centrales, han propiciado un movimiento de aversión al riesgo en los últimos compases del trimestre, llevando las rentabilidades de la deuda soberana a zona de mínimos. Así, el tipo a 10 años americano retrocedía 28pb a niveles de 2,41% (mínimos no vistos desde dic-17), mientras que el alemán caía 31pb, situándose en niveles negativos de -0,07%, no vistos desde finales del 2016. La mayor parte del movimiento ha sido protagonizado por los tipos reales en ambos casos, con retrocesos de 44pb en el caso americano y 36pb en el europeo, mientras que las expectativas de inflación experimentaban ligeras subidas, de 16pb y 7pb respectivamente, apoyadas por la subida del precio del crudo. Por su parte, los tipos a 2 años experimentaban un retroceso de 23pb en EE.UU. y subían 1pb en Alemania (a niveles de 2,26% y -0,60%). Con todo ello, las curvas se aplanaban, especialmente en el caso europeo, y las pendientes 2-10 años finalizaban el trimestre en niveles de 15pb y 53pb respectivamente.

Las primas de riesgo de la deuda soberana de la periferia europea lograban finalizar el trimestre con estrechamientos, siendo estos especialmente abultados en el caso de Grecia y Portugal. Sin embargo, durante el periodo han experimentado puntuales episodios de ampliación; así, la revisión a la baja de las previsiones económicas de la Comisión Europea y el temor a las consecuencias de una recesión en Italia provocaban en las primeras semanas de febrero un repunte de los diferenciales de la deuda periférica frente al bono alemán, mientras que en las últimas semanas de marzo el movimiento de aversión al riesgo fue el principal responsable del repunte. Tan sólo Italia finaliza el periodo con ampliaciones de su diferencial, pese al mantenimiento de la calificación crediticia por parte de Fitch a finales de febrero, que le permitía recuperar parte del terreno perdido en los primeros meses. En cuanto a la prima de riesgo española, finaliza prácticamente sin cambios.

En términos de rentabilidad el trimestre ha sido positivo, aunque no todo lo bien que cabría esperar porque a pesar de estar largos en España e Irlanda, no podemos invertir en Italia que es quien realmente lo ha hecho muy bien, las coberturas contra Alemania han ido bastante mal, pero los bonos de inflación han recuperado casi todo lo perdido a finales del año pasado y las estrategias de aplanamiento de curva en Francia, Bélgica y Holanda han funcionado muy bien.

De cara al próximo trimestre esperamos que la incertidumbre por el Brexit y la relación comercial de China con USA se vaya disipando y volvamos a ver subidas de rentabilidad en los bonos. Es por ello, que mantenemos el corto de duración. Las nuevas subastas de liquidez del ECB creemos que favorecerán a los países periféricos ya que siguen dando buen carry, con lo que es posible que veamos nuevas caídas en rentabilidad

Al final de trimestre la duración del fondo se situó en 1.75 años. El fondo está más de un año corto en duración que su índice de referencia.

El patrimonio del fondo ha aumentado un 0,29% en el periodo y el número de partícipes ha disminuido un 3,64%. El impacto de los gastos soportados por el fondo ha sido de un 0,14%. El índice de rotación de la cartera ha sido del 0,56%. Por otro lado, la rentabilidad del fondo en el periodo ha sido del 0,29%, inferior a la de la media de la gestora situada en el 3,41%. Los fondos de la misma categoría gestionados por BBVA AM tuvieron una rentabilidad media ponderada del 2,98% y la rentabilidad del índice de referencia ha sido de un 1,00%. Por último, la volatilidad del fondo ha sido del 0,37% , inferior a la del índice de referencia que ha sido de un 0,73%.
A lo largo del periodo se han realizado operaciones de derivados con la finalidad de cobertura cuyo grado de cobertura ha sido de 1,01. También se han realizado operaciones de derivados con la finalidad de inversión cuyo grado de apalancamiento medio ha sido de 19,76%.

31.12.2018

Durante la segunda mitad del año las cifras de crecimiento global esperado para 2018 (3,7%) y 2019 (3,5%) se han revisado a la baja en la segunda mitad del año, de la mano tanto de los países desarrollados como en los emergentes, rompiendo la tendencia de los primeros meses de 2018. La pérdida de impulso del comercio global, así como la incertidumbre financiera y política en algunos países, puede estar detrás de esta debilidad.
Factores como la guerra comercial que mantiene EE.UU. con el resto del mundo, así como la dificultad para encontrar una acuerdo a la salida de Uk de la Comunidad Económica Europea o la inestabilidad política provocada sobre todo desde Italia han empezado a generar dudas acerca del crecimiento sostenido a nivel global.
Aunque no ha habido sorpresas en la política monetaria de los principales bancos centrales en los últimos meses del año, las expectativas han cambiado en línea con el progresivo deterioro de los mercados financieros y de las perspectivas económicas. Por un lado, la Fed cerraba 2018 con una cuarta subida de tipos de 25pb, hasta el rango 2,25%-2,5% y revisaba a la baja sus proyecciones para 2019, de tres a dos subidas adicionales, así como las de 2020, 2021 y las de largo plazo, aunque se mostraba relativamente optimista con la economía de EE.UU. El mercado, sin embargo, ha dejado de descontar subidas adicionales de tipos para el próximo año. Por otro lado, el BCE ha mantenido su hoja de ruta para la retirada de los estímulos monetarios, anunciando en diciembre el final de las compras de activos, aunque insiste en que la reinversión de los que vayan venciendo continuará hasta mucho después de la primera subida de tipos que se producirá no antes del otoño de 2019, subida esperada ante la expectativa de un repunte de la inflación subyacente por la mejora salarial. El mercado, sin embargo, apenas descuenta cambios en los tipos de interés para el próximo año. BoJ mantiene sus estímulos aunque empieza a dar señales de que los puede ir retirando paulatinamente.

Durante el segundo semestre se ha producido un movimiento de ida y vuelta en las rentabilidades de la deuda soberana de EE.UU., al alza inicialmente de la mano del tramo corto de la curva, en respuesta a los fuertes datos macro y las expectativas de subida de tipos de la Fed, y a la baja posteriormente de la mano del tramo largo por el efecto refugio en un contexto de fuerte aversión al riesgo, la caída del precio del crudo y, finalmente, el ajuste en las expectativas de normalización de los tipos oficiales. Así, tras los máximos registrados a principios de noviembre del 2,97% en el tipo a 2 años y del 3,24% en el 10 años, 2018 acaba en niveles del 2,49% y 2,68% respectivamente. En el mercado alemán también hemos asistido a un aplanamiento de la curva de tipos, con el 2 años moviéndose en rango y acabando en -0,61%, ante la ausencia de sorpresas en la hoja de ruta del BCE, y el 10 años alcanzando máximos de 0,57% a principios de octubre y cayendo posteriormente al 0,24%. Los movimientos en los tipos a 10 años, por otro lado, han estado muy condicionados por las expectativas de inflación, que descienden 41pb en EE.UU. a 1,72% y 40pb en Alemania a 0,96%.
La deuda periférica se ha visto afectada por factores como la política italiana, en gran medida, o el cambio de gobierno en España, en menor medida, así como la aversión al riesgo generalizada y esto ha presionado los diferenciales de riesgo frente a Alemania al alza.

Con referencia al FX, el Dólar ha sido la divisa ganadora en líneas generales. Por un lado frente al EUR, y por otro frente a mercados emergentes y divisas relacionadas con las comodities, todo ello en gran medida provocado por las expectativas de desaceleración del crecimiento en China y en el resto del mundo.

Las posiciones del fondo han sido muy estables aunque durante el tercer trimestre en la medida que las rentabilidades alcanzaron niveles máximos aprovechamos para comprar algo de duración en USA y poco a poco reducir la nuestra posición corta en EURUSD. Durante este periodo la rentabilidad del fondo ha sido negativa siendo las posiciones en emergentes, bonos periféricos y los bonos ligados a inflación en las diferentes geografías los principales detractores de dicha rentabilidad y las posiciones largas en Australia, Nueva Zelanda y USA y la posición corta de EURUSD las posiciones que más han aportado.
De cara a 2019 pensamos que la volatilidad seguirá en aumento debido a las diferentes causas que permanecen generando incertidumbre en los mercados como el Brexit o la guerra comercial entre USA y China. Esperamos ver una estabilización del precio del petróleo alrededor de 60$ barril lo que en nuestra opinión puede generar la mejora en los bonos de inflación. En general esperamos repuntes en las rentabilidades de la deuda europea tras la retirada de los estímulos por parte de ECB y ligeros repuntes de la deuda USA en la medida que los datos de dicha economía se mantengan en línea con lo que venimos observando. En referencia al EURUSD esperamos que el EUR gane posiciones hacia niveles más cercanos a su valor teórico.

El fondo cierra el año con una duración de 1.56 años.

Investments Top Ten

InvestmentsWeight Portfolio
FRANCE (GOVT OF) 2.25 205.73%
TSY INFL IX N/B 0.125 243.89%
TSY INFL IX N/B 0.625 213.79%
NEW ZEALAND GOVERNMENT 6 213.06%
CANADA HOUSING TRUST 2.9 242.44%
BNG BANK NV 2.5 202.29%
NEW ZEALAND GOVERNMENT 5.5 232.27%
KFW 1.625 212.19%
CPPIB INC CAPITAL 0,375 242.08%
GAM LOCAL EMERG BD-EUR C2.05%